sábado

Celebraron a San Roque en La Chacarita

Durante la tarde del sábado 19 de agosto, una gran cantidad de fieles se dio cita en La Chacarita para honrar a San Roque, con la tradicional procesión y posterior misa, en la culminación de las fiestas patronales, que este año se desarrollaron bajo el lema “Discípulos de Jesús y Misioneros de su Amor como María Santísima y San Roque”.
La marcha dio inicio en el Monumento a Felipe Varela, donde se congregaron las distintas comunidades que componen la jurisdicción parroquial con sus Santos Patronos: San José y Sagrado Corazón de Jesús, de Banda de Varela; Virgen de Fátima, de Villa Parque Chacabuco; y Virgen Niña del barrio Villa Reyes. Todas las imágenes acompañaron a San Roque, que fue llevado en andas por
personal de la Policía de la Provincia, hasta la sede parroquial.
Durante el extenso trayecto se rezaron los Misterios Gozosos del Santo Rosario, reflexionando sobre la forma en que debemos prepararnos para vivir en el 2020 los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen del Valle, teniendo a María como modelo de discípula y misionera.
También se meditó acerca de la sencillez de San Roque y su entrega al cuidado de los enfermos, por quienes se rezó en un clima de recogimiento y alegría cristiana.
Al llegar, en la entrada del templo se celebró la Santa Misa presidida por el párroco, Pbro. Víctor Hugo Vizcarra, quien en su homilía dijo que “la devoción a San Roque despierta en
nosotros la esperanza de estar acompañados por este hermano santo, cuando sentimos afectado nuestro cuerpo, nuestra vida, o acompañamos el sufrimiento de alguien, especialmente de la enfermedad”.
“Y cuando vamos sintiendo el desgaste en nuestras fuerzas, en nuestra esperanza, vamos en busca de aquel que nos puede ayudar”, afirmó, apuntando que “lo importante es ver cómo la actitud de esta mujer cananea –del relato evangélico- logra no sólo llamar la atención de Jesús, sino arrancar de Él un milagro, y la clave en esto es la confianza… Lo importante es tener el corazón insistente y confiado”.
El sacerdote invitó a que “pongamos en el altar del Señor fundamentalmente a los hermanos por quienes venimos a pedir, aquellos que sienten la enfermedad del cuerpo. Pongamos en el altar del Señor también la impotencia que sentimos de no poder ayudar más, de no poder consolar o aliviar; pero al mismo tiempo pongamos nuestro corazón dispuesto a hacer lo que sea necesario o posible, algunas veces ayudar, otras acompañar y otras, ojalá que siempre, rezar, y el Señor sabrá cómo nuestra oración se convertirá en gracia y en dones para ellos”.

Asimismo, indicó que “hay otras enfermedades en nuestro espíritu, que van horadando lo más profundo de nuestro corazón, van quitando hasta el sentido de nuestra vida. La Iglesia le pone el nombre genérico de pecado. Es necesario identificar por los síntomas cómo se llama la enfermedad que llevo en mi corazón, algunas veces puede ser egoísmo, otras vanidad, resentimiento, envidia, cada uno puede sentir aquello que lo entristece, que no lo deja vivir y convivir en paz”.
“Le pidamos al Señor por intercesión de San Roque que nos libere de esa peste que nos daña y muchas veces se contagia, y por ahí nos encierra en una tumba mientras estamos vivos. Que el Señor, que cura toda dolencia, pueda devolvernos la vida, y una vida en abundancia”.

En esta jornada, como en cada día del novenario, personas con dolencias y ancianos recibieron el Sacramento de la Unción de los Enfermos.
Al finalizar la celebración eucarística se entonaron las estrofas del Himno Nacional y se arriaron las banderas papal y argentina.
Como corolario de las fiestas patronales, los presentes disfrutaron de la actuación de los ballets folclóricos de los centros de jubilados San José y San Roque, y de otros números artísticos.

Asimismo, los peregrinos compartieron un rico chocolate con bollitos, mientras los integrantes de la Acción Católica entregaban recordatorios de los 10 años de labor pastoral en el Santuario de San Roque.

Emotiva bendición de mascotas en La Chacarita

Como parte de las actividades programadas dentro de las festividades en honor a San Roque, por primera vez se procedió a la bendición de las mascotas. La ceremonia se llevó a cabo en la plaza Fray Bernardino Orellana, ubicada frente al templo parroquial y santuario, con la presencia de niños de la catequesis y devotos del Santo Patrono de los Enfermos y Protector de los Perros.
El Padre Víctor Vizcarra, párroco de esa comunidad, bendijo las mascotas llevadas por sus respectivos dueños. Tomando la lectura del Génesis, manifestó que los animales son una de las maravillas de la Creación; y se refirió a la importancia en la vida de San Roque, que está representado con una herida en pierna y acompañado de un perro.

Según datos de su biografía, fue un peregrino que recorrió Italia y se dedicó a curar a todos los infectados de la peste.  Cuentan que cuando el santo se trasladó al bosque para no infectar a los vecinos de Piacenza, recibía cada día la visita de un perro que le llevaba un pan. El animalito lo tomaba cada día de la mesa de su amo, un hombre bien acomodado, quien después de ver la escena repetidamente, decidió un día seguir a su mascota. De esta forma, fue al bosque donde encontró al pobre moribundo. Ante la sorpresa, se lo llevó a casa, lo
alimentó y le hizo las curaciones oportunas. Después de comprobar la sencillez de aquél hombre y de haber escuchado las palabras del evangelio que le enseñó, decidió peregrinar como él. La curación definitiva de Roque fue gracias a un ángel que se le apareció. Cabe decir que otras versiones populares afirman que fue el mismo perro quien le curó, después de lamerle la herida de su pierna varias veces cuando el santo estaba en el bosque.            
Fue una celebración muy emotiva, que congregó a varias personas con sus mascotas, en el principal paseo público de La Chacarita.


viernes

Con la procesión y bendición de mascotas cierran las fiestas de San Roque en La Chacarita

El sábado 19 de agosto finalizarán las fiestas patronales en honor a San Roque, en La Chacarita, ciudad capital, cuya novena se lleva a cabo bajo el lema “Discípulos de Jesús y Misioneros de su Amor como María Santísima y San Roque”, en el marco del Año Diocesano de la Formación de los Discípulos Misioneros, primero del trienio de preparación para la celebración de los 400 años del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora del Valle en la Gruta de Choya.
Ese día a las 11.00 habrá bendición de mascotas en la plaza Fray Bernardino Orellana, ubicada frente al templo parroquial.

Los actos centrales se llevarán a cabo a partir de las 16.00, con la procesión portando la imagen del Santo Patrono, que partirá desde el Monumento a Felipe Varela y finalizará en la sede parroquial en La Chacarita. Posteriormente, se celebrará la Santa Misa, en la que se dará gracias por el 10º aniversario de labor pastoral de la Acción Católica Argentina en la parroquia. 
Una vez finalizada la celebración eucarística se brindará un acto cultural.

Visita del Obispo
El miércoles 16, día de San Roque, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la Santa Misa, en el transcurso de la cual administró el Sacramento de la Unción de los Enfermos, tal como sucedió en todas las celebraciones de la novena.
El viernes 18, los actos litúrgicos comenzarán a las 18.00 con la Adoración al Santísimo Sacramento; a las 18.30, rezo del Santo Rosario y Novena; en tanto que a las 19.00 se celebrará la Santa Misa.

Serán alumbrantes Senasa, Casa de la Puna, barrio La Cisterna, escuelas del Nivel Secundario, comerciantes y empresas de la jurisdicción parroquial.

La Virgen de Luján visitó a los abuelos y estudiantes

Dentro del cronograma de visitas de la imagen de la Virgen de Luján, que se viene desarrollando desde el pasado 15 de agosto, el viernes 18 en horas de la mañana llegó a la Casa Hogar “María Eugenia”, ubicada en calle Tucumán entre Florida y Santa Fe, en el sector sur de la ciudad capital. Allí compartieron un alegre momento con cantos y oración junto a miembros del Oratorio Divino Niño Jesús del barrio Villa Eumelia. Luego participaron de
la Celebración de la Palabra, presidida por el Pbro. Julio Murúa, párroco del Sagrado Corazón de Jesús, a cuya jurisdicción pertenece el Hogar María Eugenia. El sacerdote les dirigió unas palabras de aliento, les dio la Comunión y les impartió una bendición especial.
De esta manera, la imagen peregrina bendecida por el Papa Francisco, que recorre todo el país por iniciativa de Cáritas Argentina, llevó su bendición y alegría a los abuelos residentes en el lugar.
También estuvo en la escuela primaria N° 353 General San Martín y secundaria N°46
Hipólito Yrigoyen. En cada institución, la Virgen de Luján fue recibida por directivos, docentes y alumnos y elevaron oraciones por todos los niños y adolescentes, especialmente los que sufren el flagelo de las adicciones y sus familias.
Miembros de Caritas explicaron el sentido de la visita de la Imagen peregrina y los directivos agradecieron en nombre de todos los presentes la grata visita.

A las 17.00 arribará al Hospital Interzonal de Niños “Eva Perón”, donde terminará su recorrido en nuestra ciudad.