miércoles

El Obispo convocó a la Asamblea Diocesana y a la reunión del Consejo de Pastoral

El Obispo Catamarca, Mons. Luis Urbanc, convocó a la Asamblea Diocesana, que se concretará el 1 de octubre en el Centro Educativo y Cultural Diocesano Virgen del Valle, y a la reunión del Consejo Diocesano de Pastoral (Codipa), que tendrá lugar el próximo 17 de septiembre, en el Salón Vicario Segura, de la Catedral Basílica.
En la carta de convocatoria, el Pastor Diocesano se dirige a los sacerdotes, diácono, religiosos, religiosas y laicos, expresando: “Gozosos de haber hecho juntos el camino del Bicentenario de la Patria, coronando este tiempo de gracia con la celebración del XI Congreso Eucarístico Nacional, nos disponemos, como Diócesis, a culminar la primera etapa de la Misión Diocesana Permanente, que la iniciamos en diciembre de 2010, luego de cerrar el Año Jubilar por los 100 años de la creación de nuestra Iglesia Particular de Catamarca. Cada uno de estos años ha tenido una característica propia, cada ámbito pastoral que se hizo cargo, puso lo mejor de sí para dinamizar la vida diocesana: Pastoral familiar, de la niñez, de la juventud, el laicado organizado y la Pastoral Social. El Señor les retribuya abundantemente su esfuerzo, creatividad y sobre todo el amor y generosidad que pusieron para edificar la Iglesia y la sociedad”.


En otro tramo de su Carta, Mons. Urbanc invitó, como en años anteriores, a la Asamblea Diocesana del próximo 1 de octubre, en la que “procuraremos hacer síntesis del camino recorrido y trazaremos las líneas fundamentales para la preparación y celebración del gran Jubileo Diocesano por los 400 años del hallazgo de la Imagen bendita de Nuestra Madre del Valle, en el 2020. Están todos invitados, la participación será abierta, pero sobre todo convoco a los agentes de pastoral responsables de los diversos ámbitos de la vida diocesana”, expresa.

Asimismo, cita a la reunión del Consejo Diocesano de Pastoral (Codipa), a realizarse el próximo 17 de septiembre, en el Salón Vicario Segura, de la Catedral. Sobre este encuentro, manifiesta en su misiva que “la misma será muy importante puesto que allí haremos una primera síntesis de las respuestas al Instrumento de trabajo, que llegará por medio de los delegados de las Parroquias, Pastorales, Movimientos e Instituciones diocesanas. Esto facilitará mucho los trabajos en la Asamblea Diocesana”. Sobr6e este aspecto pide que “respondan el Instrumento de trabajo, haciendo participar al mayor número de fieles posibles”, haciendo llegar su “saludo, gratitud y bendición”, a la vez que renueva su “amor de padre”.

Preparan el Encuentro Diocesano de Catequistas

La Junta Diocesana de Catequesis de Catamarca viene trabajando en la preparación del Encuentro Diocesano de los Catequistas, que se realizará el sábado 20 de agosto, de 8.00 a 20.00, en la Escuela Municipal de Fray Mamerto Esquiú.
El tema central será “En el año de la misericordia, el catequista inicia al catequizando en el cuidado de la casa común”, y estará a cargo del Director de Catequesis de la Diócesis de Morón, Pbro. Osvaldo Napoli.

Inscripciones
La recepción de las planillas de inscripción se efectuará por parroquia, constando nombre y apellido del participante, hasta el 16 de agosto en el Obispado, de 8.00 a 12.00,  y en la Secretaría de la Catedral Basílica de la Virgen del Valle, de 17.00 a 20.00.
El valor de la inscripción será de $ 100 para los catequistas de Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú; para los catequistas del resto del interior, $ 70.

Reinicia el ciclo anual de lectio divina

La Pastoral Bíblica Diocesana de Catamarca informa que el jueves 28 de julio reinicia sus encuentros de lectio divina, conducidos por el Delegado Episcopal de Animación Bíblica de la Pastoral, Pbro. Lic Oscar Tapia, en la capilla del Centro Educativo y Cultural Diocesano Virgen del Valle (antiguo Seminario).
Antes de dar inicio a este precioso momento de espiritualidad cristiana, en el que se lee, interpreta, medita y ora la Palabra del Señor, la pastoral invita a todos a participar de la Santa Misa en la misma capilla.
Debemos aprovechar este momento de gracia al que nos ha convocado el Santo Padre Francisco a través de su  Misericordiae Vultus, Bula de Convocatoria del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, para vivir este Año Jubilar a la luz de la Palabra de Dios, que nos enseña a ser tan misericordiosos como el Padre es misericordioso con nosotros (cfr. Lc 6,36). Es conveniente recordar que en los encuentros con la Palabra de Dios contemplamos el misterio de su misericordia y se va profundizando cada vez más en el conocimiento y la cercanía con Jesucristo, rostro de la misericordia del Padre.
Todos los jueves hasta fin de año, al interpretar, meditar y orar el Evangelio dominical, los participantes de la lectura orante de la Palabra van incorporando en sus corazones la comprensión de la infinita misericordia del plan de salvación de Dios quien, como nos recuerda el papa Francisco, envió a su Hijo nacido de la Virgen María para revelarnos de manera definitiva su amor: Jesús de Nazaret con su palabra, con sus gestos y con toda su persona nos revela la misericordia de Dios. (CDDei Verbum 4).

Por cualquier información podrán dirigirse a la sede de la Delegación por la mañana de lunes a viernes, en el Obispado de Catamarca, San Martín 655, teléfono 4422003.

martes

La parroquia de Santa Ana y San Joaquín, en Miraflores, festejó su primer aniversario

Durante la fresca mañana del martes 26 de julio, la parroquia de Santa Ana y San Joaquín, con sede en Miraflores, departamento Capayán, celebró su primer año de vida, con una serie de actos, que contaron con la presencia de Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc. Esta fiesta fue precedida por visitas a los barrios de la zona y el rezo de la novena en distintos lugares de la parroquia, que movilizó a participar de este importante acontecimiento.
Las celebraciones dieron inicio con la procesión por las calles de la localidad con la participación de las autoridades locales, delegaciones escolares con sus abanderados y escoltas, agrupaciones gauchas y fieles
provenientes de las comunidades que integran la jurisdicción parroquial, portando las imágenes de sus Santos Patronos.
A lo largo del trayecto adornado con gallardetes y altares, todos juntos rezaron y cantaron alabanzas Dios. Al arribar a la plaza principal se ubicaron frente al templo parroquial, donde se ofició la Santa Misa, presidida por Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el párroco, Pbro. Dardo Olivera, y sacerdotes de los Decanatos Centro y Capital. 
En la oportunidad, se leyeron los decretos municipales declarando Huésped de Honor al Señor Obispo, y de Interés Municipal el primer aniversario de la creación de la parroquia de Santa Ana y San Joaquín.

En su homilía, el Obispo manifestó su alegría porque “están presentes las distintas comunidades que pertenecen a esta parroquia de Santa Ana y San Joaquín, han venido de la montaña, del valle, así que bienvenidos a todos y ojalá que siempre tengan esta delicadeza de participar de las fiestas patronales. Si hay en una capilla una fiesta, vamos todos ahí a alegrarnos con los hermanos. Esta movilidad a lo largo del año ayuda a muchos mantener encendida la fe y, sobre todo, el amor cristiano. Ese amor que nos tiene que llevar al encuentro de los demás”.
Luego destacó las figuras de Santa Ana y San Joaquín como “esposos creyentes, que aman a Dios y han acepado la misión de ser
esposos” y “también tienen la misión de modelar esta parroquia nueva de nuestra Diócesis”, indicó Mons. Urbanc.

“Tenemos que imitar a nuestros Patronos”
Afirmó que “además, estos padres, que son los abuelos de Jesús, nos ayudan a reflexionar también sobre la figura de los abuelos, quienes tienen un papel muy importante en la educación de los niños. Tenemos que contemplarlos, admirarlos e imitarlos a nuestros Patronos, cuyas obras
de justicia no han sido olvidadas. La gran obra de Joaquín y Ana es su hija María, y otra obra mucho más grande es su nieto, Jesucristo, el Hijo de Dios, que se encarna en el seno purísimo de María”.
También resaltó que “son nuestros grandes intercesores delante de Dios, para que esta comunidad sea ejemplar, donde los abuelos vayan cumpliendo su rol educativo, con toda la sabiduría de vida que han ido acumulando por la experiencia de los años vividos, que los puedan transmitir, ofrecer, de un modo atractivo a las generaciones nuevas”.

 Al finalizar los actos litúrgicos se realizó el tradicional desfile de gauchos en homenaje a los Santos Patronos Ana y San Joaquín, padres de la Virgen María.