Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

martes

Avanzan la construcción del nuevo edificio del Colegio Juan Pablo II

En la mañana del martes 12 de diciembre, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, junto con el intendente de Capital, Lic. Raúl Jalil, recorrieron la obra en construcción del nuevo edificio del Colegio Parroquial Juan Pablo II, que se levanta en el terreno contiguo al templo del Señor de los Milagros, frente a la plaza de Choya, en el norte de la ciudad capital. Ambos estuvieron acompañados por el Representante Legal del Colegio, Pbro. Antonio Bulacio, docentes de la institución educativa; el Secretario de Obras Públicas de la comuna, Ing. Eduardo Nierdele, entre otros funcionarios del área municipal.
En la oportunidad se observó el estado de los trabajos y se acordó cumplimentar todos los trámites necesarios para proseguir con esta anhelada obra de impacto social en los niños y jóvenes del sector.
Mons. Urbanc dijo que el nuevo edificio “debe ser para contribuir con la gente del lugar que tanto necesita”, y recordó que “el trabajo en este colegio lo comenzó uncura hace varios años atrás con la intención de ayudar a las familias humildes de esta zona,servía por el momento, pero hoy es precario. Por eso usamos este espacio, que es de la Iglesia,para hacer una escuela que realmente amerite. Los docentes con los padres piden a gritos tener una escuela nueva para los chicos. Y va a cumplir una función muy importante”.
Por su parte, el jefe comunal capitalino señaló que a fin de dar continuidad a las tareas de construcción, se van a consensuar detalles el proyecto, ya que “la institución escolar ayuda al sistema educativo provincial”.
En tanto, algunos docentes indicaron que “muchos de nosotros venimos trabajando en el colegio desde que comenzó con el Padre Mario Villagrán, y el edificio donde estamos trabajando es totalmente viejo. Necesitamos uno en mejores condiciones para los chicos y para quienes nos desempeñamos como docentes”.

El Colegio Parroquial Juan Pablo II tiene 29 años de vida y nació por iniciativa del Padre Mario Villagrán, como un servicio a los niños de las familias humildes de la zona norte de la ciudad capital, especialmente de los barrios aledaños a la capilla del Señor de los Milagros de Choya.
Con casi tres décadas de camino recorrido, la obra que está en marcha beneficia a 580 alumnos de los niveles Inicial, Primario y Secundario que concurrenactualmente a la institución educativa, matrícula que, según estimaciones, se duplicaría al contar con las nuevas instalaciones. “Mucha gente requiere el colegio, pero no tenemos espacio para que crezca. Hemos hecho varios avances, pero no son suficientes”, afirmó el Padre Antonio Bulacio.
Posteriormente, el Obispo y el Intendente recorrieron las obras en la Gruta de Choya, donde iniciaron las tareas para levantar el pórtico de ingreso a este lugar de veneración donde fue hallada la Imagen de la Virgen del Valle.



lunes

Celebran aniversario de la consagración del altar de la capilla de Papachacra

El domingo 10 de diciembre, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la misa con ocasión del primer aniversario de la consagración del altar de la capilla dedicada a la Virgen del Valle, ubicada en la localidad de Papachacra, norte de Belén, y distante a unos 400 kilómetros, aproximadamente, de la ciudad capital. La Eucaristía fue concelebrada por el Pbro. Guillermo Chanquía, párroco de Nuestra Señora del Rosario, con sede en Hualfín, a cuya jurisdicción pertenece la comunidad de Papachacra.

Participaron de la ceremonia religiosa el intendente de Corral Quemado, Dn. Isidro Gómez, directivos, docentes y alumnos de  la escuela de Papachacra, peregrinos y devotos de pueblos cercanos.
Al finalizar la celebración eucarística, todos los presentes compartieron un brindis fraterno.

Confirmaciones en Puerta de Corral
Quemado
Por su parte, el sábado 9 de diciembre, Mons. Luis Urbanc administró el sacramento de la Confirmación a 13 jóvenes de  La Puerta de Corral Quemado, pueblo distante a unos 350 kilómetros, aproximadamente, de la ciudad capital.

La Santa Misa tuvo lugar en la capilla de San Roque, y fue concelebrada por el Pbro. Guillermo Chanquía, párroco de la zona.

La comunidad Santa Maravillas de Jesús celebró a su Patrona

El domingo 10 de diciembre, culminó el triduo en honor a Santa Maravillas de Jesús, con la procesión y misa en el predio donde se viene trabajando para la edificación de la capilla, en el barrio Altos Verdes, zona sur de la ciudad capital.
Los actos comenzaron con la procesión portando la imagen de la Santa Patrona por las calles aledañas al sector, en cuyo trayecto se rezó el Santo Rosario y se entonaron canciones.
Al llegar al predio, se celebró la Santa Misa, presidida por el Pbro. Sergio Chumbita, párroco de San Pío X, jurisdicción a la que pertenece la comunidad Santa Maravillas de Jesús. En la oportunidad se rogó especialmente por la Comunidad Cenáculo, que trabaja para la recuperación de jóvenes con problemas de adicciones en distintas partes del mundo, especialmente por la que está radicada camino a El Rodeo, en Catamarca.

Luego de la celebración eucarística se realizó una peña folclórica con la presentación de números artísticos y se sortearon premios. 

Fue presentado el libro del Congreso de Formación de los Discípulos Misioneros

En la tarde de este martes 5 de diciembre, se desarrolló el acto de presentación del libro
sobre el Congreso de Formación de los Discípulos Misioneros, realizado este año como parte de las actividades de este primer año del trienio de preparación para la celebración de los 400 años del hallazgo de la Imagen de la Virgen del Valle en la Gruta de Choya, que estuvo dedicado a la formación.
La ceremonia contó con la presencia del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, acompañado por el Pbro. Lic. Oscar Tapia, Vicario Episcopal de Educación y Director
General del Centro Educativo y Cultural Diocesano Virgen del Valle; el Pbro. Juan Ramón Cabrera, Párroco de San Isidro Labrador, Valle Viejo, y Representante Legal del Colegio Nuestra Señora de Guadalupe; el Pbro. Héctor Salas, Vicario para la Administración Diocesana; e invitados especiales.

El Señor Obispo tuvo a su cargo la invocación religiosa, tras lo cual, el Padre Juan Ramón Cabrera hizo una breve presentación del libro, en tanto que el Padre Oscar Tapia ahondó en las características de la publicación.
Durante el acto fue designada la Prof. Alejandra Gramajo como responsable de la Biblioteca Vicario Segura y Monseñor Bernabé Piedrabuena.

En el SUM del Colegio Nuestra Señora del Valle tuvo lugar el momento cultural con el talento y trayectoria de Blanca Gaete, quien puso en escena un monólogo de la promesante, parte de la obra “Rosas de Sal”.

Imponente muestra de amor y devoción a la Madre del Valle en el inicio del año de la piedad popular

En una jornada calurosa y agobiante, que no hizo mella en los miles y miles de devotos y peregrinos que se congregaron para expresar su amor a la Madre del Valle, el viernes 8 de diciembre en horas de la tarde, se realizó la Solemne Procesión con la que culminaron las festividades en honor a la Inmaculada Concepción en su advocación del Valle.
El cierre de las fiestas marianas marcó el inicio del año dedicado a la piedad popular, en el segundo del trienio de preparación para vivir el Jubileo de 2020, en que se cumplirán los cuatrocientos años de la presencia de la María en nuestro Valle.
Los actos dieron apertura con la salida de la Sagrada Imagen en el trono festivo, llevado en andas por integrantes de la IV Brigada Aerotransportada y de la Agrupación de Fuerzas
Especiales de Córdoba, quienes llegaron corriendo en postas desde la ciudad mediterránea para honrar a la Patrona de los Paracaidistas, escoltada por la Guardia de Honor de la División Bomberos de la Policía de la Provincia y miembros de las agrupaciones gauchas, precedida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y sacerdotes del clero catamarqueño.
En la plaza 25 de Mayo la esperaban las autoridades provinciales y municipales, legislativas, judiciales y de las Fuerzas de Seguridad, junto con una gran cantidad de fieles, que hizo sentir su fervor y emoción cuando la Virgen bendita apareció en el Paseo de la Fe, mientras escuchaban los acordes de la Banda de Música de la Policía de la Provincia y la animación del grupo Yanai.

Ubicada en la urna, la Virgen Morenita recibió emocionadas expresiones de amor y fe de las delegaciones de peregrinos, de instituciones civiles y grupos eclesiales de Catamarca. Los característicos misachicos pusieron música al paso de los hermanos visitantes y se observaron coloridos atuendos, banderas, carteles, pañuelos e imágenes de la Patrona de los catamarqueños.
Luego del paso de la columna de peregrinos, las campanadas y los acordes de la Banda de Música anunciaron el inicio de la Solemne Procesión, cuando el Señor Obispo colocó la Sagrada Imagen en la urna preparada para la marcha procesional. Delante se ubicaron las religiosas y religiosos, seminaristas, sacerdotes y el Señor Obispo, y detrás las autoridades  provinciales y
municipales, encabezadas por la Señora Gobernadora, Dra. Lucía Corpacci, y el Intendente de Capital, Lic. Raúl Jalil, respectivamente, autoridades legislativas, judiciales y de las Fuerzas de Seguridad, peregrinos y fieles en general.
La multitud de feligreses se desplazó por calle República hasta Mariano Moreno, abrazando el Paseo General Navarro o Plaza de la Coronación, conocida popularmente como La Alameda, siguiendo por calle San Martín hasta el Paseo de la Fe. En el trayecto se rezaron los misterios del Santo Rosario, intercalando textos bíblicos, plegarias y alegres canciones.
Luego de bordear la plaza 25 de Mayo, cuando las luces del día comenzaban a desaparecer, la Imagen bendita arribó al Santuario donde las muestras de amor a la Virgen
Morenita se hicieron más intensas y la emoción ganó los corazones, mientras el repique de las campanas se confundían con los sones de la Banda de Música. El clima festivo se expresó con vivas y pañuelos agitados, para saludar a la Patrona de Catamarca y del Noroeste Argentino.
Un momento emotivo se vivió cuando el tenor catamarqueño Nicolás Romero homenajeó a la Madre Morena con su voz, que deleitó con su interpretación a los presentes.

Seguidamente, el Obispo Diocesano pronunció su mensaje final:
Gratitud. Querida Madre del Valle, en nombre de todos tus devotos hijos y peregrinos que nos congregamos para manifestarte nuestro amor y gratitud, y para suplicarte que nos sigas ayudando a amar, más y mejor, al Hijo de Dios, que se hizo uno de nosotros en tus purísimas entrañas, por tu generoso SÍ al pedido que te hizo Dios, te agradezco porque nos has hecho
revivir la fe, nos has fortalecido la esperanza y has reencendido en nosotros el amor a Dios y a los hermanos, ya que pudimos rezar mucho, meditar la Palabra de Dios, servir a los hermanos, cantar las maravillas del Señor y participar en Misas y en esta solemne procesión que ahora culmina.
Piedad popular. Quiero confiarte, Madre castísima, la tarea que nos propusimos para este año como Iglesia diocesana: profundizar la piedad popular, cuyo alfarero es el mismo Espíritu Santo que te convirtió en Madre del Salvador. En tu presencia entregaré simbólicamente a todas las comunidades la carta pastoral, en la persona de los cuatro decanos y de las autoridades civiles aquí presentes. Anima a cada bautizado a que abra su corazón a la acción de la Gracia, para  que nos volvamos más dóciles discípulos-misioneros, de manera que el Reino de Dios se vuelva más atractivo para todos los seres humanos.
Por los submarinistas. Tú sabes en la situación que se encuentran los 44 marineros del submarino San Juan, por eso te los confío, al igual que
a sus familiares, para que el Buen Dios a cada quien le otorgue la gracia y la paz que necesita.
Legisladores. Te encomiendo, además, a los legisladores nacionales, provinciales y municipales que asumirán sus bancas, para que busquen tu protección e inspiren en Ti el modo de obrar en el cumplimiento del deber. Que se aboquen a sancionar leyes justas que velen por el bien auténtico de todos, respetando la ley natural y siguiendo el dictado de una conciencia recta.
Perdón y comprensión. Tú sabes, Madre del Perdón, que los hijos de Eva somos falibles, por eso te pido que si algo no nos salió bien, que si hubo negligencias, omisiones, mal trato
o desconsideración con algún peregrino, seamos perdonados y comprendidos por aquellos que puedan esgrimir alguna legítima queja.
Jubileo del 2020. Seguramente, Tú has intervenido con tus mociones y con tu casto encanto, en la voluntad de los obispos argentinos para que hayan dispuesto que en el Jubileo del año 2020, por los 400 años del hallazgo de esta sagrada imagen de tu Pura y Limpia Concepción, que veneramos, se realice aquí el IV Congreso Mariano Nacional. Por eso, te pido que nos facilites la tarea que, desde hoy comenzamos para preparar tan magno acontecimiento, a través del cual podrás derramar abundantes gracias para toda la Nación, que tanto necesita refundar sus metas, aspiraciones, modelos y políticas, a partir de Dios, fuente y razón de toda justicia, como reza el preámbulo de nuestra constitución nacional.

Peregrinos. Por último, Madre de los Peregrinos, te pido por todos los que ahora o mañana emprenden su regreso; acompáñalos y cuídalos de los peligros del camino y que puedan reencontrarse con sus seres queridos, llevándoles tus bendiciones y favores que vinieron a implorar.
Gracias, Madrecita querida, Gracias… Gracias…Gracias…
Y a ustedes, amados peregrinos, muchas gracias por haber venido; sepan que siempre los esperamos; sepan disimular nuestros errores, y hasta el próximo encuentro, cuando el Señor Dios lo permita. ¡Vayan en Paz! ¡¡¡Viva la Virgen del Valle!!!

Lanzamiento del Año de la Piedad Popular
Continuando con la ceremonia, se presentó la Carta Pastoral que fue entregada a los Decanos de los cuatro Decanatos de la Diócesis: Capital, Centro, Este y Oeste, y a las autoridades civiles, en la persona de la Gobernadora de la Provincia y el Intendente de San Fernando del Valle de Catamarca.
Con la oración preparatoria para el Jubileo del 2020, se puso en manos de la Virgen del Valle este camino emprendido como Iglesia particular para celebrar los 400 años del hallazgo de la Imagen en la Gruta de Choya.
Como homenaje a la Patria se entonaron las estrofas del Himno Nacional y luego del Himno a Catamarca, dando paso al arriamiento de la Bandera.
Se otorgó una indulgencia plenaria en la forma acostumbrada por la Iglesia y antes de la bendición final, Mons. Urbanc compartió con los fieles el fallecimiento en el día de la fecha del Arzobispo de Mendoza, Mons. Carlos M. Franzini, pidió por su alma y “por la hermana Iglesia de Mendoza para que el Señor los reconforte”, dijo.
En el momento de la despedida, con vivas, pañuelos agitados, lágrimas de emoción, miles de peregrinos y devotos saludaron a la Madre Morenita, que regresó a su Camarín, donde permanecerá hasta las próximas fiestas

viernes

Misa Solemne

“Este valle está destinado a ser testimonio viviente de la Providencia para quienes llegan atraídos por la Madre celestial”

Durante la mañana del viernes 8 de diciembre, Fiesta de la Inmaculada Concepción, se celebró la Misa Solemne, principal celebración eucarística de la jornada, en la cual rindieron su homenaje a la Madre Morena del Valle, Patrona del Paracaidismo Militar, los integrantes del Ejército Argentino, quienes llegaron corriendo en postas desde Córdoba, y se rogó por los 44 tripulantes del desparecido submarino ARAS San Juan. También se pidió por los nuevos legisladores tanto provinciales como municipales que asumen sus mandatos.
La Eucaristía fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por sacerdotes del clero catamarqueño y otros venidos de diócesis hermanas, en el altar mayor de la Catedral Basílica y Santuario Mariano, templo que se vio desbordado por la gran cantidad de fieles y peregrinos que llegaban incesantemente a visitar a la Madre del Valle.

En su homilía, Mons. Urbanc expresó: “Cada año, como pueblo creyente, queremos celebrar con gran regocijo a la que es Madre de Dios y Madre nuestra, en su renombrada advocación de ‘Virgen del Valle’, o para muchos en la tierna y familiar expresión, ‘Morena del Valle’ o ‘Madrecita del Valle. En fin, ahora no importan los nombres, pues nuestros ojos la contemplan a Ella y, con Ella, al Buen Jesús”.
Luego, destacó que “en esta Misa los invito a que recemos de un modo particular por las nuevas autoridades legislativas, tanto provinciales como municipales, que en  breve asumirán el mandato que el
electorado le ha confiado. Que la Madre del Valle los ayude a ser fieles y responsables con su misión”. Y agradeció a “las autoridades que participan de esta celebración, que es de precepto, y a los paracaidistas que acaban de llegar corriendo desde Córdoba para homenajear a su Dulce Protectora. Bienvenidos, y gracias por su servicio a la Patria, a la Familia y a Dios”.
En alusión al tiempo de preparación que vive la diócesis local camino a la celebración de los 400 años del hallazgo de la Sagrada Imagen, afirmó que “en esta celebración ofrecemos a Dios, nuestro Señor, el esfuerzo que hicimos para formarnos como discípulos-misioneros, a fin de disponernos mejor, para celebrar, en el 2020, los 4 siglos de presencia ininterrumpida de esta sagrada imagen, con que la Providencia divina engalanó este valle, flanqueado por el Ambato y el Ancasti, y destinado a ser testimonio viviente de ella para todos los argentinos y demás personas que lo visiten, atraídos por la Madre celestial”.

“A su vez, le presentaremos y confiaremos a la Virgen Fiel la temática que nos propusimos para este segundo año de preparación: ‘La Piedad Popular’. Deseo que acojan con buen ánimo y entusiasmo el desafío para que la aprecien más y nos alimentemos mejor de esta moción del Espíritu Santo, para el bien y la fecundidad de toda la Iglesia. A la vez que nos dispondrá mejor para participar en el IV Congreso Mariano Nacional del que seremos anfitriones en el 2020. Por eso les pido de corazón que desde ya dispongan su corazón y sus hogares para recibir a miles de congresistas”.
Ante la Imagen bendita, el Obispo y todo el pueblo rezó la oración de preparación para el Jubileo del 2020. Tras lo cual, los jefes de la IV Brigada Aerotransportada y de la Agrupación de Fuerzas Especiales de Córdoba entregaron un recordatorio y las intenciones de los integrantes de la fuerza de seguridad y sus familias, para que sean depositadas a los
pies de la Patrona de los Paracaidistas, las cuales fueron recibidas por el Señor Obispo. Este gesto fue rubricado con un fuerte aplauso de toda la asamblea reunida a los pies de la Madre Morena.

Por el ARAS San Juan
Antes de la bendición final, el Jefe de la IV Brigada Aerotransportada de Córdoba, Comandante Guillermo Pereda, manifestó: “Los paracaidistas argentinos, desde nuestros inicios hace 74 años, cada vez que nos ponemos ante la puerta del avión pensamos que saltamos por la puerta con el cuerpo confiado en la tela y puesta el alma en las manos de Dios. Eso es lo que ilumina nuestro espíritu y desde principios del siglo XX cuando el Regimiento de Infantería 17 se asentó en esta ciudad, el Ejército Argentino venera a la Virgen del Valle. Los paracaidistas en particular, a partir de fines de la década del ’60, cuando ese Regimiento de Infantería fue convertido en paracaidista, dependiente de la IV Brigada Aerotransportada de Córdoba, nunca faltó a las festividades de la Virgen y nunca dejó de agradecer todas las bendiciones que tuvo en esta actividad riesgosa del paracaidista. De hecho vemos en la Imagen de la Virgen en su lado izquierdo el brevet dorado del paracaidista militar argentino”.
“En esta ocasión, una vez más en compañía de los paracaidistas de la Agrupación de Fuerzas de Operaciones Especiales de la Escuela de Paracaidistas, nuestro comandante de la Fuerza de Despliegue Rápido y de todos los oficiales y suboficiales y soldados de la Guarnición Córdoba, un grupo de peregrinos los representó habiendo salido el día miércoles desde nuestra ermita de la Virgen del Valle en el Aeródromo de la Mezquita en la Guarnición Córdoba, realizando 440 kilómetros en postas de 5 kilómetros en forma ininterrumpida”, comentó.
Asimismo señaló que “venimos agradeciéndole a Nuestra Madre por todos nuestros logros, por el éxito que ha tenido el adiestramiento operacional en este año, las distintas actividades que hemos realizado y los más de 5.800 lanzamientos desde aeronave en vuelo que se efectuaron en distintos lugares del país: Córdoba, Junín de los Andes, Bahía Blanca, San Luis, Junín, Campo de Mayo, San Antonio de los Cobres, Jujuy, hasta esas latitudes estuvieron presentes los paracaidistas”.
También dijo: “humildemente, con el corazón abierto, primero hemos traído las intenciones pidiendo por la familia de la Guarnición Córdoba, por los camaradas que nos han dejado este año y, en particular, en esta dolorosa circunstancia que atraviesa la República, la Nación toda, con la desaparición del submarino ARAS  San Juan, para pedir por los 44 camaradas de armas que están en el Atlántico sur. Por todo ello vinimos, Madre nuestra, a pedirte y ofrecerte el sacrificio de esta peregrinación. Gracias, Madre mía, en representación de los paracaidistas militares argentinos”.

TEXTO COMPLETO DE LA HOMILÍA
Queridos devotos y peregrinos:
Con esta Santa Eucaristía honramos a la Virgen María, en su ‘Pura y Limpia Concepción’, como la nombraban durante siglos los cristianos, hasta que el Beato Pío IX, en 1854, proclamó el dogma de la ‘Inmaculada Concepción’. Corroborando este nombre la misma Madre de Dios a santa Bernardita, en la gruta de Masabielle – Lourdes, el 25-3-1858, día de la Encarnación del Hijo de Dios en el Purísimo Vientre de María.
Cada año, como pueblo creyente, queremos celebrar con gran regocijo a la que es Madre de Dios y Madre nuestra, en su renombrada advocación de ‘Virgen del Valle’, o para muchos en la tierna y familiar expresión, ‘Morena del Valle’ o ‘Madrecita del Valle. En fin, ahora no importan los nombres, pues nuestros ojos la contemplan a Ella y, con Ella, al Buen Jesús.
En esta Misa los invito a que recemos de un modo particular por las nuevas autoridades legislativas, tanto provinciales como municipales, que en  breve asumirán el mandato que el electorado le ha confiado. Que la Madre del Valle los ayude a ser fieles y responsables con su misión. Agradezco a todas las autoridades que participan de esta celebración, que es de precepto y a los paracaidistas que acaban de llegar corriendo desde Córdoba para homenajear a su Dulce Protectora. Bienvenidos, y gracias por su servicio a la Patria, a la Familia y a Dios.
Si en este momento resonara la voz de Dios, como otrora en el Edén: «¿Dónde estás?», seguro que cada uno de nosotros respondería: ¡aquí, al lado de la Mamá que nos has dado!, porque venimos buscando calor, cariño, cobijo, amparo y orientación… ¡Gracias, Señor, por tanta bondad! ¡Gracias!
En esta celebración ofrecemos a Dios, nuestro Señor, el esfuerzo que hicimos para formarnos como discípulos-misioneros, a fin de disponernos mejor, para celebrar, en el 2020, los 4 siglos de presencia ininterrumpida de esta sagrada imagen, con que la Providencia divina engalanó este valle, flanqueado por el Ambato y el Ancasti, y destinado a ser testimonio viviente de ella para todos los argentinos y demás personas que lo visiten, atraídos por la Madre celestial.
A su vez, le presentaremos y confiaremos a la Virgen Fiel la temática que nos propusimos para este segundo año de preparación: “La Piedad Popular”. Deseo que acojan con buen ánimo y entusiasmo el desafío para que la aprecien más y nos alimentemos mejor de esta moción del Espíritu Santo, para el bien y la fecundidad de toda la Iglesia. A la vez que nos dispondrá mejor para participar en el IV Congreso Mariano Nacional del que seremos anfitriones en el 2020. Por eso les pido de corazón que desde ya dispongan su corazón y sus hogares para recibir a miles de congresistas.
En la carta pastoral que, después de la solemne procesión, entregaré para que en las comunidades se la trabaje, les digo: “esta dimensión de la vida de fe de nuestros bautizados merece ser ahondada, ya que a través de ella nos habla y conduce el Espíritu Santo. Por ello, es necesario hacer un continuo y prudente discernimiento acerca de estas realidades para el bien de toda la Iglesia diocesana; máxime si tenemos presente que somos permanentes anfitriones en la acogida de numerosos peregrinos que visitan el Santuario de nuestra Madre, de cuya piedad nos nutrimos; peregrinos con quienes debemos compartir la manera de vivir nuestra piedad, enriqueciendo así la vitalidad discipular y misionera de toda la Iglesia” (n 3b). Y más adelante: “Al hablar de destinatarios de esta carta, no me estoy preocupando de encontrar estrategias adecuadas para que conozcan y valoren teóricamente la piedad popular, sino que pretendo que todos nos dejemos evangelizar por ella y para que la acompañemos en su proceso de purificación y maduración” (n° 5). Pues “ella es un verdadero tesoro del pueblo de Dios, ya que manifiesta una sed de Dios que sólo los sencillos y los pobres pueden conocer; vuelve capaces de generosidad y de sacrificio hasta el heroísmo, cuando se trata de manifestar la fe; comporta un sentimiento vivo de los atributos profundos de Dios: la paternidad, la providencia, la presencia amorosa y constante; genera actitudes interiores, raramente observadas en otros lugares, en el mismo grado: paciencia, sentido de la cruz en la vida cotidiana, desprendimiento, apertura a los demás y devoción” (n° 10b).
El concepto que he elegido, entre otros que se utilizan, es el de ‘Piedad Popular’, puesto que lo relaciono con el don de Piedad, otorgado por el Espíritu Santo en el sacramento de la Confirmación, y que va configurando ese modo de ser y de obrar del Pueblo de Dios, cuando vive y expresa su comunión con los santos y el Tres veces Santo. De esta manera, tomamos en cuenta la acción del Espíritu Santo, quien conduce a la Iglesia y la santifica para que sea testimonio del Amor, la Sabiduría y la Vida de Dios.
Por eso, Madre querida, ayúdanos a cantar un canto nuevo porque Él hizo maravillas, nos da la victoria y revela su justicia ante las naciones por su amor y su fidelidad, que contemplamos realizadas en tu augusta persona. Escucha las súplicas de tus hijos, que claman a Ti, día y noche, en especial, los ancianos, los enfermos, los presos, los desocupados, los perseguidos, los migrantes, los sin techo, los marginados y los oprimidos por adicciones. En fin, gracias amada Madrecita, por estar siempre y recibirnos. Amén.


Misa de homenaje de las familias a la Virgen del Valle

“Que la familia humana construya una sola casa común sin excluidos que opaquen la obra de Dios”

Con la participación de una gran cantidad de fieles y peregrinos que colmaron el Paseo de la Fe, se llevó a cabo la misa del último día del novenario, en la que rindieron su homenaje a la Madre del Valle las familias, Pastoral Familiar, Movimiento Familiar Cristiano, Grupos Eclesiales al servicio de la vida: Grávida, Renacer, Familiares de Víctimas de Accidentes de Tránsito Catamarca (Faviatca).
La ceremonia fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por sacerdotes del clero diocesano, entre ellos el Vicario General de la Diócesis, Pbro. Julio Quiroga del Pino; el Rector del Santuario Mariano, Pbro. José Antonio Díaz; y el Delegado Episcopal para la Pastoral Familiar, Pbro. Eduardo López Márquez.
En el transcurso de la celebración eucarística los esposos se tomaron de las manos y
renovaron las promesas matrimoniales; también hubo bendición de embarazadas.
Durante su homilía, Mons. Urbanc preguntó “si las familias están siendo ‘discípulas-misioneras’. Si son esa ‘iglesia doméstica’ en salida, como pide una y otra vez el Papa Francisco; o si están siendo ese ‘hospital de campaña’ para socorrer a tantos heridos en la guerra que libra contra la humanidad la cruel cultura del descarte, que ataca sin piedad a los niños y ancianos, esperanza y sabiduría para toda sociedad que quiera dignificar toda vida humana; o si están cuidando la ‘casa común’ con el cultivo de valores como la amistad, la fraternidad, la solidaridad, la honestidad, la laboriosidad, el orden, la limpieza, el ahorro, la responsabilidad, la puntualidad, la hospitalidad, el respeto, la honorabilidad, el aseo, el diálogo, la unidad, el perdón, la reconciliación, el pudor, la pureza, la sobriedad, la decencia, la sencillez, la veracidad, la ecuanimidad, la caridad, el ser virtuosos, la magnanimidad, etc.”.

Asimismo aprovechó “para explicarles un tema de actualidad que todavía no lo están encarando con conocimiento y responsabilidad, como lo pide el Papa Francisco: es la cuestión de los casos de ‘nulidad matrimonial’, que son muchos más de lo que creen. Esto responde a la metáfora del ‘hospital de campaña’, a la que antes aludí”, dijo.
Y explicó el significado del concepto, indicando que “‘nulidad matrimonial’ significa “inexistencia del vínculo”, es decir, que tal pareja nunca estuvo casada, que nunca existió el sacramento entre ellos, a pesar de que hayan concurrido a un templo con traje y vestido blanco, los haya bendecido el Papa, o el obispo, o un sacerdote, hayan tenido la fiesta y hayan ido al registro civil. Allí nunca hubo vínculo porque algo lo excluía: se llaman causales de nulidad, que son muchas”.
Por ello dijo que “cuando oigan que la Iglesia ha determinado que fulana y mengano no son esposos, por medio de un proceso judicial o administrativo, simplemente está declarando que allí nunca hubo vínculo matrimonial. La Iglesia no tiene el poder de ‘anular’ un matrimonio: ’lo que Dios a unido no lo separe el hombre’”.
Y pidió “por favor, quienes tengan problemas o dudas no vengan a pedir que se les anule el matrimonio, porque piden un imposible. Pero sí, que si sospechan que en tal caso el acto pudo haber sido inválido por alguna causa, acérquense a consultar a un sacerdote o algún laico experimentado que pueda hacer un discernimiento de la situación”.
Por último rogó a la Madre del Valle: “Tú has sido esposa y madre, sabes lo que es una familia, te pido que ayudes a todas las familias que te veneran a que asuman su misión con gran alegría, generosidad y responsabilidad frente a Dios y la sociedad para que toda la familia humana construya una sola casa común en donde no haya excluidos ni sobrantes que opaquen la obra de Dios, que Él te ha confiado que la cuides con amor maternal”.

TEXTO COMPLETO DE LA HOMILÍA
Queridos devotos y peregrinos:

En este noveno día de la novena se nos invitó a considerar que la piedad popular es un ámbito muy propicio para el encuentro con Jesucristo. Por algo, san Bernardo acuño la feliz expresión: “¡A Cristo por María!”.
Hoy rinden homenaje a la Virgen del Valle las Familias, miembros de la Pastoral familiar, el Movimiento Familiar Cristiano, Grávida, Acompañantes de embarazadas, Renacer y Familiares de Víctimas de Accidentes de Tránsito. Bienvenidos a esta celebración, que la Virgen Santa derrame copiosas bendiciones sobre cada uno de ustedes. ¡¡¡Paz y Bien!!!
En la 1ra. lectura resuena con fuerza la voz de Dios dirigida al hombre: «¿Dónde estás?» (Gn 3,1). Ésta tiene vigencia hoy para nosotros. No nos pregunta sobre el lugar físico, sino de nuestra relación con Él. Es decir, lejos o cerca de su Corazón, de su Plan, de su Amor, de su Vida, de su Misterio de Comunión, del que es proyección la familia.
La familia tiene un molde, y éste es la Santa Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta Santa Trinidad les pregunta a las familias aquí presentes: ¿Dónde estás vasija mía? ¿En qué estás? ¿Cuánto te miras en Mí? ¿Qué reflejas de Mí? ¿Me amas? ¿Sigo siendo tu Modelo? ¿Aún te intereso?
Familia cristiana… ¿Dónde estás? … No sirven las excusas… Se espera una respuesta. No basta estar aquí, a los pies de María, quizás como un niño que se refugia en la mamá para que lo apañe frente a la mirada exigente del papá y le consienta sus caprichos y disimule sus errores. María no está para apañar, sino para levantarnos y fortalecernos a fin de que lleguemos a Dios, pues sólo en Él está la Vida y la Felicidad. Jamás olvidemos lo que Ella dice a cada hijo: “Hagan lo que Él les diga” (Jn 2,5).
¿Dónde estás? Se refiere a si las familias están siendo ‘discípulas-misioneras’. Si son esa ‘iglesia doméstica’ en salida, como pide una y otra vez el Papa Francisco; o si están siendo ese ‘hospital de campaña’ para socorrer a tantos heridos en la guerra que libra contra la humanidad la cruel cultura del descarte que ataca sin piedad a los niños y ancianos, esperanza y sabiduría para toda sociedad que quiera dignificar toda vida humana; o si están cuidando la ‘casa común’ con el cultivo de valores como la amistad, la fraternidad, la solidaridad, la honestidad, la laboriosidad, el orden, la limpieza, el ahorro, la responsabilidad, la puntualidad, la hospitalidad, el respeto, la honorabilidad, el aseo, el diálogo, la unidad, el perdón, la reconciliación, el pudor, la pureza, la sobriedad, la decencia, la sencillez, la veracidad, la ecuanimidad, la caridad, el ser virtuosos, la magnanimidad, etc.
No respondan, ni actúen como Adán: «Oí tus pasos por el jardín y tuve miedo porque estaba desnudo. Por eso me escondí» (Gn 3,10). Tenemos que dar la cara y mirar a los ojos al Buen Padre, Dios. Él no está para condenar, sino para sanar, para salvar, para restaurar. Por eso, allí mismo asegura que enviará un Salvador que nacerá de la Mujer, la Virgen María, la Nueva Eva, que aplastará la cabeza del Maligno y reconciliará a toda la humanidad con su Creador y elevará a la dignidad de sacramento la unión del varón y la mujer, signo viviente de la definitiva alianza que sellará con su muerte en Cruz. El que creyó vencer en un árbol, en un Árbol fue vencido (cf. Jn 3, 14-15; Flp 2,8-9).
Quiero aprovechar la gran concurrencia de fieles para explicarles un tema de actualidad que todavía no lo están encarando con conocimiento y responsabilidad, como lo pide el Papa Francisco: es la cuestión de los casos de “nulidad matrimonial”, que son muchos más de lo que creen. Esto responde a la metáfora del ‘hospital de campaña’, a la que antes aludí.
Lo primero que deben saber es qué significa el concepto, porque lamentablemente el gran mal que cunde en la cultura es la ignorancia, ya que es muy común decir una cosa por otra y nos quedamos muy tranquilos. A muchos esto les resbala y les da todo lo mismo.
Por tanto, ‘nulidad matrimonial’ significa “inexistencia del vínculo”, es decir, que tal pareja nunca estuvo casada, que nunca existió el sacramento entre ellos, a pesar de que hayan concurrido a un templo con traje y vestido blanco, los haya bendecido el Papa, o el obispo, o un sacerdote, hayan tenido la fiesta y hayan ido al registro civil. Allí nunca hubo vínculo porque algo lo excluía: se llaman causales de nulidad, que son muchas. Aquí no viene al caso mencionarlas. Con toda tranquilidad les puedo decir que no pocos de los que creen que están bien casados, no lo están, a pesar de que se llevan bien. Tampoco profundizaré esto.
De modo que, cuando oigan que la Iglesia ha determinado que fulana y mengano no son esposos, por medio de un proceso judicial o administrativo, simplemente está declarando que allí nunca hubo vínculo matrimonial. La Iglesia no tiene el poder de “anular” un matrimonio: “lo que Dios a unido no lo separe el hombre” (Mc 10,9).
 “Declarar nulo” no es sinónimo de “anular”. Porque quien anula algo, está reconociendo que eso existe, pero que lo quiere eliminar, como cuando uno anula un cheque o una cita pactada. En el caso de la declaración de nulidad, el vínculo nunca existió, a pesar de que en apariencia sí, porque las partes vivían o viven juntas.
Por favor, quienes tengan problemas o dudas no vengan a pedir que se les anule el matrimonio, porque piden un imposible. Pero sí, que si sospechan que en tal caso el acto pudo haber sido inválido por alguna causa, acérquense a consultar a un sacerdote o algún laico experimentado que pueda hacer un discernimiento de la situación.
Querida Madre del Valle, Tú has sido esposa y madre, sabes lo que es una familia, te pido que ayudes a todas las familias que te veneran a que asuman su misión con gran alegría, generosidad y responsabilidad frente a Dios y la sociedad para que toda la familia humana construya una sola casa común en donde no haya excluidos ni sobrantes que opaquen la obra de Dios, que Él te ha confiado que la cuides con amor maternal.
¡¡¡Viva la Madre de las Familias!!!   ¡¡¡Viva la Virgen del Valle!!!


Procesión con antorchas alrededor
de la plaza 25 de Mayo


Finalizada la misa de las familias, todos los fieles y peregrinos se encolumnaron detrás de la Imagen de la Virgen del Valle para dar inicio a la procesión con antorchas alrededor de la plaza 25 de Mayo, principal paseo público de la ciudad capital. Detrás de la Madre Morenita se ubicaron el Obispo y los sacerdotes, quienes junto con el pueblo fiel caminaron rezando el Santo Rosario y cantando, en las vísperas de la fiesta de la Inmaculada Concepción de María.

jueves

Evangelizar a través de la música

Mil personas vivieron el concierto de música y oración de la Hermana Glenda

En la noche del miércoles 6 de diciembre, se llevó a cabo el recital de oración de la Hermana Glenda, quien trajo desde España una novedosa propuesta de evangelización a través de la música. Su presencia en Catamarca se inscribe en las actividades con ocasión de las fiestas en honor a Nuestra Madre del Valle y del cierre del Año de la Formación de los Discípulos Misioneros, primero del trienio de preparación para la celebración del Jubileo por los 400 años del hallazgo de la Sagrada Imagen en la Gruta de Choya, en 2020.
En torno a la idea «por qué temas si nada es imposible para Dios», la consagrada animó la oración de las mil personas reunidas en las instalaciones del Polideportivo Capital Fray Mamerto Esquiú. Entre los asistentes, en su mayoría catamarqueños, se destacó la presencia de hermanos provenientes de La Rioja, Chilecito, Aguilares, Santiago del Estero, Mar del Plata y Corrientes.
Durante el recital de oración, que se desarrolló en dos partes, una de prédica y otra de oración, la Hermana compartió canciones de su amplia discografía pero sobre todo aquellas incluidas en su último CD «Nada te turbe».

En la primera parte del concierto la gente acompañó coreando las canciones pero, sin dudas, el momento más intenso, profundo y hermoso fue la adoración al Santísimo Sacramento. El Padre José Antonio Díaz, Vicario Episcopal de Pastoral, expuso el Santísimo y luego, por espacio de una hora, Glenda guió la oración llevando a los presentes a estar ante la presencia de Dios en un profundo silencio.
“Fue una hermosa experiencia”, indicaron los organizadores, quienes agradecieron a las instituciones gubernamentales y eclesiales que colaboraron para la realización de esta
novedosa propuesta evangelizadora a través de la música.
Por su parte, Glenda se mostró muy agradecida por la calidez de los catamarqueños.

“Me enseñaron a querer a la Virgen del Valle”
Previo al comienzo del recital, la Hermana Glenda brindó una conferencia de prensa en la que contó que es la primera vez que visita Catamarca. “Nunca había estado aquí, solamente pasé en varias oportunidades durante cinco años en mi época de juventud, cuando viajaba a mi pueblo en
Chile mientras vivía en Concepción de Tucumán. Pero nunca había estado en esta tierra tan bonita de la Virgen del Valle, a quien se la quiere mucho en Tucumán y me enseñaron a quererla”, dijo.
También contó que su llamada a la fe se dio “a través de una duda, que ahora veo como un regalo, porque a partir de la duda empiezo a buscar y me encuentro con Jesús, tengo un encuentro personal con Jesús. Así comienzo mi trabajo como misionera, estuve en Concepción, después me fui a Roma, España, Italia, Portugal. Y luego empieza este tema de la música, cuando un día me invitan a cantar en el año 2002 ante el Papa Juan Pablo II en la
Jornada Mundial de la Juventud. Les gusta mucho como canto y me empiezan a llamar de distintas partes del mundo a cantar y predicar. En el año 2002 empieza la hermana Glenda que ustedes conocen, que se dedica desde ese año a evangelizar a través de la música”.
Asimismo, expresó que la inspiración de sus canciones pasa por su encuentro con Dios a través de la Palabra. “Soy de ir a la capilla a orar, rezo mucho por la lectio divina, que es un método de oración muy antiguo, en que vas leyendo la Biblia despacito dándole tiempo al Espíritu Santo para cuando Dios quiera regalarte una palabra para consolarte, corregirte, te toca el corazón”.

La Hermana Glenda contó que además de llevar sus canciones por distintas partes del mundo, ejerce su profesión de psicóloga. “Me dedico a viajar por el mundo durante un mes llevando mis canciones y el resto del año trabajo en mi diócesis, como psicóloga ayudo a personas con dificultades, doy conferencias, asesoro colegios para la evangelización, porque soy profesora también”.
La consagrada también tiene una fundación que atiende a hermanos necesitados.