Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

jueves

Emotiva celebración del Cincuentenario de la creación del Colegio Nuestra Señora del Valle

Con la Sala Mayor del Cine Teatro Catamarca colmada, esta mañana se llevó a cabo el acto central por los 50 años del Colegio Privado Nuestra Señora del Valle, convertido desde 1964 en el único colegio con Orientación en las Humanidades Clásicas: Latín y Griego, en Catamarca.
Participaron de este acontecimiento, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc; el Vicario Episcopal para la Educación, Pbro. Juan Ramón Cabrera; el Coordinador del Centro Educativo y Cultural Virgen del Valle, Pbro. Lic. Oscar Tapia; el Director de Educación Pública de Gestión Privada, Prof. Fabián Herrera; la Rectora del Instituto Privado Virgen del Valle, Prof. Josefina González de Muñoz y Pérez; Representantes Legales de Colegios Privados de Capital y del interior; autoridades policiales, entre otras, sacerdotes, alumnos, profesores, egresados e invitados especiales.
La ceremonia dio apertura con el ingreso de la Sagrada Imagen de la Virgen del Valle portada por ex alumnos y escoltada por la Guardia de Honor de la Escuela de Cadetes de la Policía de la Provincia, y seguidamente las banderas de ceremonia.

Luego se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, interpretadas por la Banda de Música de la Policía de la Provincia, y el Himno a Catamarca, cantado por el egresado de la institución educativa Cabo Prof. Leandro Roldán.

“Un polo de atracción”

Durante la invocación religiosa, Mons. Urbanc dio gracias a Dios “por uno de los grandes servicios evangelizadores que tiene nuestra Iglesia particular de Catamarca, cual es el Colegio Nuestra Señora del Valle, que ha ido asumiendo la posta de seguir siendo dentro de esta comunidad catamarqueña un verdadero polo de atracción, una verdadera antorcha para seguir apostando como Iglesia que evangeliza el mundo que nos da el Señor como tarea”.
“Son 50 años –continuó- desde aquel lejano 8 de marzo de 1964, y desde entonces, con muchas ganas, muchas personas, en su inmensa mayoría laicos, han trabajado para hacer presente la obra del Señor, haciendo realidad lo que nos dice el Evangelio, que cada uno de los docentes y alumnos debe ser sal, luz, fermento. Eso pide Jesús, a fin de que los hombres que viven en este mundo puedan ver las buenas obras que llevamos a cabo los creyentes y así alaben a Dios”.
El Obispo cerró este momento con la oración a la Virgen y la bendición a todos los presentes.

“Formar personas de bien”

Por su parte, el Sr. Rolando Reinoso, egresado de la primera promoción, expresó “la
alegría porque han trascurrido 50 fructíferos años en los cuales nuestro colegio fue creciendo  sin prisa pero sin pausa, dando como fruto una cantidad de mujeres y hombres de bien, forjados en la disciplina, el trabajo, el amor al estudio y la absoluta creencia en Dios y en la devoción a su Santa Madre Nuestra Señora del Valle, de quien toma, orgulloso, el nombre nuestro amado instituto”.
Destacó que “la formación que nos dio el colegio apuntó siempre a formar personas de bien, amantes del saber, deseosos por aprender y buscar la verdad, personas de fe y de servicio, inculcándonos a fuego que el verdadero hombre de bien es devotamente cristiano y entiende la vida como un permanente servicio a Dios, a la Patria, a la familia, al prójimo”.
En la ocasión se dio la lectura a las salutaciones, entre las que se destaca la del Arzobispo de Salta, Mons. Mario Cargnello, además de las adhesiones oficiales a las celebraciones de las Bodas de Oro del colegio.

También se puso de realce la distinción Divino Maestro otorgada por el Consejo Superior de Educación Católica a la institución educativa por los 50 años de su creación concretada el 8 de marzo de 1964 por decreto del entonces Obispo Diocesano, Mons. Pedro Alfonso Torres Farías.
Tras la entrega de distinciones especiales al Señor Obispo y a ex directivos, se retiraron las banderas de ceremonia, con lo cual concluyó el acto protocolar.
Los festejos continuaron con la reproducción de un video con la memoria de estos 50 años recorridos; una interpretación musical a cargo del egresado 1971, Dr. Juan Manuel Rivera, acompañado por el guitarrista Marcelo Watkins; la musicalización de la poesía “Primera Promo Presente”, del egresado de la promoción 1970, Sr. Andrés Vargas, con arreglo musical de docentes del colegio; y la representación teatral de la Odisea.
De esta manera culminaron las celebraciones por las Bodas de Oro de esta institución dedicada a brindar un servicio educativo integral, atendiendo al desarrollo armónico de todas las dimensiones del hombre a través de las actividades físicas, intelectuales y artísticas.