martes

Mes de la Biblia en la parroquia Nuestra Señora del Valle de Icaño

La parroquia Nuestra Señora del Valle, con sede en la localidad de Icaño, departamento La Paz, llevó a cabo distintas actividades propuestas por la Delegación Episcopal de Animación Bíblica de la Pastoral, durante el Mes de la Biblia, entre ellas los cinco encuentros de lectio divina para niños y adolescentes.
A modo de preparación, el sábado 30 de agosto, la comunidad parroquial recibió al grupo de lectionautas de la Pastoral Bíblica Diocesana, encargados del  taller de lectura orante de la Palabra de Dios, que introdujo a los niños en la lectio divina. Niños y adolescentes de la catequesis de Comunión y Confirmación, sus catequistas, hermanos y padres, vivieron un momento de mucha participación y alegría en el que fueron identificando y familiarizándose con los pasos de este método de lectura orante de las Sagradas Escrituras.
El primer encuentro se llevó a cabo el sábado 6 de septiembre, destinado a los niños de catequesis, acompañados por sus familias, quienes cantando, jugando y haciendo silencio, leyeron e interpretaron el Evangelio según San Mateo. El encuentro fue conducido por las catequistas Mabel Aguirre de Ponce y Andrea Tejeda.
Para continuar con los próximos encuentros, los catequistas de la sede parroquial se reunieron los martes de cada semana para realizar la lectio divina de adultos e ir preparándose para conducir posteriormente a los niños en los sábados 13, 20 y 27, guiados por las Sras. Gladys Quevedo de Soria y Norma Zurita de Canelo, Silvia Herrera y Teresa de Dulce.
En estos encuentros, los chicos de Comunión y Confirmación tuvieron la ocasión de leer, interpretar y meditar los Evangelios según San Mateo correspondientes al mes de septiembre. Al finalizar, pintaron hojas alusivas en las que anotaban la vivencia que les había dejado la Palabra durante el momento de reflexión.

Según expresiones de los mismos padres y catequistas, todo el material enviado fue utilizado, multiplicado y cumplió con el cometido de que los pequeños destinatarios  y sus familias pudieran incursionar en la lectura orante de la Palabra de Dios para preparar el encuentro con Jesucristo.
Los catequistas y agentes de otras instituciones asumieron el compromiso de realizar la práctica de lectio divina, para lo cual la Pastoral Bíblica Diocesana envía semanalmente el material vía electrónica a Icaño y San Antonio de la Paz.
En cuanto a las celebraciones dominicales del Mes de la Biblia, los guiones enviados por la Pastoral Bíblica Diocesana sirvieron tanto para las misas como para las celebraciones de la Palabra, cumpliéndose el objetivo de que los fieles laicos de la diócesis se unieran elevando al Padre idénticas peticiones.
Asimismo, como en la mayoría de las comunidades parroquiales, durante las mismas, se realizó la entronización de la Palabra, como signo para realzar su importancia en la vida y la misión de la Iglesia.

En muchas iglesias, capillas y comunidades del interior de la diócesis se vivió el Mes de la Biblia intensamente.