Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

martes

Las parroquias Santa Rosa de Lima y San Jorge tienen nuevos párrocos

Durante el pasado fin de semana, se concretaron las ceremonias de asunción de los nuevos párrocos de Santa Rosa de Lima y San Jorge, Pbro. Salvador Acevedo y Pbro. Raúl Contreras, respectivamente. De esta manera dieron inicio los cambios de párrocos y vicarios parroquiales dispuestos por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, en Capital y el interior, para un mejor servicio pastoral a los fieles de la diócesis local.
El domingo 2 de febrero, los fieles de la parroquia Santa Rosa de Lima, una de las más extensas de la diócesis catamarqueña, se reunieron en torno a la Eucaristía para recibir al nuevo párroco. La misma fue presidida por Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el nuevo párroco Pbro. Salvador Acevedo, el párroco saliente, Pbro. Antonio Bulacio, entre otros sacerdotes.
Tras el ingreso de los celebrantes, se pronunciaron las palabras de despedida al Padre Bulacio, de quien resaltaron su humildad y disposición para trabajar, como su comprensión.
Seguidamente, el Pbro. Eduardo López Márquez leyó el decreto de designación, dando paso a las palabras de bienvenida dedicadas al nuevo párroco por parte de un miembro de la comunidad.
Durante su homilía, Mons. Urbanc destacó que “en la fiesta de la presentación de Jesús en el templo y la purificación de la Virgen, ustedes reciben al nuevo párroco, al Padre Salvador  Acevedo, y esto nos tiene que llenar de alegría. En este día se ha elegido en la liturgia la lectura de Malaquías, porque el que es presentado en el templo entra en su casa, porque el templo es la casa de Dios, y Jesús será presentado por Simeón como aquél que es luz de las naciones. Mis queridos hermanos, el símbolo de la luz es sumamente importante en nuestra fe cristiana. El anciano Simeón, al ver entrar entre la multitud a María y a José con el niño, inmediatamente se dirigió  a su encuentro y dijo: ´Señor, ahora puedes dejar a tu siervo ir en paz, porque mis ojos han visto al prometido’. A eso tenemos que llegar nosotros, porque si no llegamos a una experiencia profunda de Jesús estamos perdiendo el tiempo. No seremos personas sabias, no seremos personas de discernimiento, porque solamente aquel que vive unido a Dios por la oración, por la meditación de su Palabra, por la recepción de los sacramentos, por las obras buenas, tiene una experiencia de Dios y puede decir lo mismo que Simeón”, expresó.
En otro tramo de su predicación, el Obispo dijo que “el ministerio que va a desempeñar el Padre Salvador aquí empieza hoy y lo va a llevar exactamente hasta el 2020, año en que vamos a celebrar los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen. Una hermosa tarea para él, empezando con ustedes este ministerio en este marco de la Misión Diocesana Permanente, poniendo énfasis en todos los temas especiales de cada año. Es como una gran tarea, que hacemos todos desde el 2010, año del Centenario, hasta el 2020. Diez años de profunda labor evangelizadora y misionera, trabajando este año intensamente con los niños  y con los adolescentes, y así vamos a responder bien al mensaje de la fiesta de hoy”.
Por último, agradeció al Padre Antonio Bulacio por “el trabajo realizado en esta parroquia. Tiene la gran tarea con el Colegio Juan Pablo II, q ue lo heredó de un gran sacerdote, el Padre Villagrán, un colegio inserto en una barriada tan pobre, tan humilde y que hay que irlo trabajando;  y otra cosa que es encomiable en el Padre Antonio es su trabajo en medio del mundo de los adictos. Ustedes saben muy bien con qué amor trata y trabaja con las familias, con los chicos que caen una y otra vez en las adicciones; él está muy empeñado en esto. Le agradezco a Dios que tenemos a este sacerdote en la diócesis, que con tantas ganas trabaja con los que han caído en las garras de las adicciones, para sacarlos. Sé que es difícil y complejo, por eso ahora podrá dedicarse más de lleno a ir liberando a tantos chicos y chicas de la esclavitud de las adicciones”.
Asimismo, exhortó a los fieles a acompañar al nuevo párroco y le rogó a la Patrona Santa Rosa de Lima, que el P. Salvador sea una bendición, ya que está obrando en el nombre del Señor.
Durante la celebración se realizó la profesión de fe y el juramento de fidelidad; y el Obispo entregó al P. Acevedo los óleos consagrados con los que administrará los sacramentos y las llaves del sagrario.
Al dirigirse a la comunidad parroquial, el flamante párroco se confió al Espíritu Santo, quien anima a la Iglesia, para que le dé fuerza y luz para cumplir su misión. “La idea es trabajar en comunión”, dijo, agregando que tratará de “promover los lazos y vínculos de comunión visibles que tenemos en la Iglesia”. Realzó la figura del P. Santiago Sonzini, ex párroco de esta comunidad, quien lo inspiró en su sacerdocio: “Lo que él hizo como sacerdote es lo que hice en cada parroquia donde estuve. Una de las cosas que aprendí de él es celebrar la misa todos los días, porque nin
guna comunidad se edifica si no tiene como centro la Eucaristía”.
Finalizada la ceremonia religiosa, se realizó un brindis comunitario en la cripta parroquial.

En San Jorge
Por su parte, el sábado 1 de febrero, tomó posesión de la parroquia San Jorge, ubicada en el barrio homónimo del sur capitalino, el Pbro. Raúl Contreras, quien llegó a esta comunidad luego de permanecer durante seis años sirviendo pastoralmente a la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en la localidad de FIambalá, departamento Tinogasta.
La Santa Misa fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y contó con la participación de miembros de distintas instituciones eclesiales y fieles en general de las comunidades que componen la circunscripción parroquial: Virgen de la Medalla Milagrosa, San Martín de Porres, Jesús de la Buena Esperanza, y la sede parroquial en el barrio San Jorge. También llegaron para acompañar al P. Contreras, un grupo de personas provenientes de Fiambalá.
En la oportunidad, se dio lectura al decreto de designación; hubo palabras de bienvenida y de despedida; y se cumplió con la promesa de fidelidad y la entrega por parte del Obispo de los óleos y las llaves de sagrario del templo, que el flamante párroco deberá custodiar.

Otras asunciones
P. Rogelio Suárez, Parroquia Nuestra Señora del Rosario (La Merced-Paclín), 4 de febrero, a las 20.00.
P. Sergio Chumbita, Parroquia San Pío X (Capital), 6 de febrero, a las 20.30.
P. Guillermo Chanquía, Parroquia Nuestra Señora del Rosario (Hualfín-Belén), 7 de febrero, a las 20.30.
P. Hugo Rodríguez, Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria (Saujil-Pomán), 8 de febrero, a las 20.30.
P. Carlos Robledo, Parroquia Nuestra Señora de Fátima (Fiambalá-Tinogasta) 9 de febrero, a las 11.00.
P. Pablo Batallán, Cuasi Parroquia Nuestra señora de la Merced (Valle Viejo), 16 de febrero, a las 20.30.
P. Daniel Pavón, Parroquia  Sagrada Familia (Capital), 1 de marzo, a las 20.00.
P. Víctor Vizcarra, Parroquia Nuestra Señora de Belén (Belén), 2 de marzo, a las 20.00.

Vicarios parroquiales
P. Facundo Brizuela, Parroquia San Francisco de Asís (Andalgalá), 1 de febrero.
P. Eduardo Navarro, Parroquia Nuestra Señora de Fátima (Fiambalá-Tinogasta), 9 de febrero.
P. Luis Delgado, Parroquia Nuestra Señora de Belén (Belén), 2 de marzo.
P. Eugenio Pachado, Parroquia San Roque (Recreo-La Paz), 9 de febrero.

Capellanes Mayores de la Catedral
P. Luis Páez, 7 de febrero.
P. Lucas Segura, 9 de febrero.