miércoles

Las dispersas poblaciones del sur tinogasteño recibieron con mucho entusiasmo al Obispo

En Los Balverdi.

En la segunda jornada de su visita pastoral a la parroquia San Juan Bautista, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, recorrió los dispersos pueblos del sur tinogasteño, llegando en horas tempranas hasta el oratorio del Señor de Vinque, distante a unos 100 kilómetros de la cabecera departamental. Allí mantuvo una reunión con miembros de la comisión que trabaja para mantener el lugar, convertido en un centro de peregrinación desde hace más de 100 años, llegando a concentrar actualmente durante la Semana Santa entre 20.000 y 25.000 personas, provenientes de localidades del Oeste catamarqueño y de algunos departamentos de La Rioja. El Obispo enfatizó que este espacio debe ser una herramienta para que Jesús pueda llegar a los corazones de la gente y produzca un cambio.
Los primeros en recibir la visita del Señor Obispo fueron los integrantes de las nueve familias de Cerro Negro, quienes se reunieron frente a la escuela N° 293, donde la maestra María del Valle Silvera, junto a la única alumna y abanderada, pronunció las palabras de bienvenida en las que describió brevemente las características del pequeño poblado. Desde allí marchó a pie hasta el templo de San Buenaventura, construido en 1847, que es conservado en perfecto estado por los propios vecinos, quienes realizan beneficios para solventar los gastos.

En Cerro Negro.
Un significativo momento fue la bendición de las herramientas que utilizan los trabajadores agrupados en una cooperativa. También dio la Unción de los Enfermos a los ancianos y compartió un desayuno fraterno.
Continuando con el cronograma de la mañana llegó hasta la capilla de San Roque, en Los Balverdi, localidad habitada actualmente por sólo tres familias, donde aún quedan vestigios de casas de adobe de épocas de prosperidad en la zona. Luego de rezar a los pies del Santo Patrono se dirigió a las viviendas para administrar el Sacramento que alivia a los enfermos.
La primera parte de la jornada se cumplió en El Pueblito, donde fue recibido en el ingreso al templo de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. La responsable de dirigir las palabras alusivas fue la directora de la escuela N° 349, Sofía Ovejero, quien manifestó: “Tengo el alto honor de dar la bienvenida en nombre de todos los vecinos de esta comunidad agradeciéndole la deferencia que tuvo de llegar a este lugar de gente sencilla, humilde y laboriosa, que lleva muy honda en su alma la fe en Dios, y que hoy se ha vestido de fiesta para recibirlo, hecho que marcará muy profundo a sus habitantes”. También expresó el anhelo de que la presencia del Obispo “rinda los frutos esperados en esta visita, y que a través suyo, el Creador derrame bendiciones de paz, amor y esperanza a nuestros pueblos”. Todos los presentes en la ceremonia se trasladaron hasta el club de la zona, donde compartieron un almuerzo fraterno.
En El Pueblito.
Las actividades continuaron a las 16.30 con la celebración de la Santa Misa, que contó la participación de las comunidades de Cerro Negro, Balverdi, Cordobita, Salado, que llegaron en peregrinación con sus respetivos Patronos.

La fe que da vida frente al abandono
Posteriormente, recorrió antiguas capillas de la zona: San Isidro Labrador, ubicada en la localidad de Cordobita; Santa Lucía, en Los Quinteros; Virgen de las Mercedes, Río Colorado, que data de 1786; San Nicolás de Bari, en La Isla, todas ellas aún perduran en el agreste paisaje donde hoy se observan numerosas casonas derruidas, que hablan de otros tiempos de prosperidad. A pesar del abandono actual, estos lugares cobran vida en cada fiesta patronal.
El cierre de este día se vivió en Salado, cuyos pobladores lo esperaron en la ruta para escoltarlo con una caravana vehicular hasta el ingreso a la localidad. Desde este punto los asistentes, muchos de ellos chicos de la Catequesis con carteles y pancartas, se desplazaron a pie y cantando hasta la capilla Nuestra Señora del Valle, donde la Sra. Inés Nieva de Salazar lo recibió en nombre de la Comisión Pro Templo y del pueblo pidiendo a Dios “que su presencia nos ayude a sentir más cerca a la Iglesia, a consolidar nuestra fe, y que sus palabras y bendición nos alienten a seguir el camino que el Señor nos regala”. Luego recibió algunos presentes, e inmediatamente ingresaron al templo donde una pareja contrajo matrimonio y otras renovaron sus promesas matrimoniales, en un ambiente de fiesta de la fe.
 
En Salado.
Cronograma: Miércoles 24
8.00- Rezo de Laudes con los fieles. Desayuno en la escuela con los niños de los niveles Primario y Secundario de Salado. Visita a los enfermos y ancianos.
13.00- Almuerzo en la escuela.
Capilla Nuestra Señora de la Candelaria
18.00- Recibimiento de las comunidades de Banda de Lucero, La Puntilla y Copacabana. Encuentro con los jóvenes en la escuela secundaria.
19.00- Consagración del altar y ambón de la capilla Nuestra Señora de la Candelaria. Santa Misa. Cena comunitaria.