Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

domingo

Más de cien matrimonios renovaron sus Promesas ante la Virgen

En la penúltima noche de las fiestas marianas, las familias homenajearon a la Virgen con una misa presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc. El Santuario y Catedral Basílica se vio colmado de fieles catamarqueños y peregrinos venidos desde distintos puntos del país.
Durante la homilía, el Pastor de la Iglesia local resaltó el lugar destacado que tienen los niños y adolescentes este año para la Diócesis de Catamarca, en el marco de la Misión Diocesana Permanente, y aprovechó para recordar algunos pasajes de su Carta Pastoral con ocasión del lanzamiento de este año, el pasado 8 de diciembre. Instó a las familias a vivir como verdaderos hijos de Dios en la oración. Los padres deben ser “ejemplos y maestros de oración con sus hijos”, manifestó, agregando que “los niños aprenden imitando, copiando lo que ven a diario. Y las enseñanzas de sus padres son recuerdos imborrables que los formarán como personas y ciudadanos”.

Al finalizar la Liturgia de la Palabra, se llevó a cabo la renovación de promesas matrimoniales
en la que más de cien matrimonios prometieron nuevamente amarse y respetarse en la salud y en la enfermedad y ser responsables de transmitir la fe cristiana a sus hijos y nietos. El Obispo los bendijo pidiendo al Señor que mantenga encendida la llama del amor como en el día en que se consagraron el uno al otro y su bendición llegue a todas y cada una de sus familias.
Posteriormente, en el momento de presentar las ofrendas al altar, una familia ofreció alimentos no perecederos, matrimonios acercaron el pan y el vino, que se convertirían luego en el Cuerpo y Sangre de Cristo.

Antes de impartir la bendición final, todos los presentes cantaron con fervor a la Virgen del Valle en las vísperas de la Procesión por las calles de la ciudad.