sábado

Los jóvenes rindieron su homenaje a la Virgen

En la noche del viernes 2, sexto día del Septenario, los jóvenes rindieron homenaje a la Morena Virgen del Valle durante la Santa Misa presidida por el Pbro. Lucas Segura, responsable de la Pastoral Juvenil en la Diócesis de Catamarca. La celebración eucarística se llevó a cabo en el Santuario y Catedral Basílica, y participaron los miembros de los movimientos e instituciones juveniles, grupos parroquiales y equipos e integrantes de la Pastoral Juvenil de los colegios confesionales.
Durante la homilía, el joven sacerdote resaltó los diferentes estereotipos y modelos de líderes que tienen los jóvenes para seguir en la actualidad, y con los que buscan identificarse, animándolos a seguir los pasos de Jesús. En el evangelio del día, “los apóstoles fueron castigados por anunciar la Buena Nueva y se sentían contentos por haber sufrido por amor a Cristo”, recordó, y luego agregó lo que decían de aquellos hombres: “Que las acciones que vienen de Dios se mantienen a través del tiempo y nadie las puede destruir, pero lo que es de los hombres cae por su propio peso”. Así
destacó que la Iglesia es la obra de Dios en el mundo y por eso perdura y se mantiene. También reconoció que “la Iglesia necesita de los jóvenes, se nota mucho cuando en una parroquia hay jóvenes o no”, manifestó. Antes de finalizar, agradeció a los movimientos juveniles presentes y los animó a perseverar en el seguimiento de Jesús.
En el momento de presentar las ofrendas, se acercaron al altar representantes de los movimientos juveniles Eslabón, Palestra, Servidores Marianos y Ruca del Valle con sus ofrendas materiales y pusieron a los pies de la Virgen sus respectivas banderas y estandartes.

Antes de impartir la bendición final, el P. Segura reiteró el agradecimiento a todos los que hicieron posible el homenaje a María, y puso en sus manos maternales a cada uno de los “jóvenes que están en la Iglesia y los que no. A sus familias para sepan acompañarlos y a todos los que trabajan con los jóvenes”.