Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

martes

El Obispo consagró el altar y dedicó el templo de San Ramón

En la noche del sábado 26 de diciembre, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, consagró el altar, bendijo el ambón, la pila bautismal, y dedicó el templo de San Ramón Nonato, perteneciente a la parroquia de San Pío X y ubicado en el sur de la ciudad capital. La Santa Misa fue concelebrada por el Párroco, Pbro. Sergio Chumbita.
En el inicio de la ceremonia se leyó el decreto por el que se dedica la capilla a San
Ramón Nonato. Luego el Obispo bendijo el agua y con ella la imagen de la Virgen de la Dulce Espera, que fue entronizada en el lugar.
Durante su homilía, el Pastor Diocesano animó a los presentes a vivir este acontecimiento como una bendición especial y una gran alegría en el marco del Nacimiento de Jesús. También resaltó que por ser un edificio visible, esta casa es un
signo peculiar de la Iglesia que peregrina en la tierra y una imagen de la Iglesia que ya ha llegado al cielo. Según una costumbre muy antigua de la Iglesia, es conveniente dedicarla al Señor con un rito solemne al erigirla como edificio destinado exclusiva y establemente a reunir al Pueblo de Dios y celebrar los sagrados misterios.
Mons. Urbanc ungió con el Santo Crisma la piedra del altar y las cruces ubicadas en las paredes del templo. Luego de la consagración, miembros de la comunidad vistieron el altar con manteles, flores y velas.

La ceremonia continuó con la presentación de las ofrendas y la comunión bajo las especies del pan y del vino, convertidas en el Cuerpo y la Sangre del Señor.