sábado

El Obispo bendijo y dejó habilitada la nueva sede Cáritas Diocesana

En la noche del viernes 28 de octubre, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, inauguró la nueva sede de Cáritas Diocesana, ubicada frente a la plaza de Choya, en la zona norte de la ciudad capital.
Los actos dieron inicio a las 20.00 con la celebración de la Santa Misa en el templo del Señor del Milagro, que fue presidida por el Obispo, quien es el Presidente de Cáritas Catamarca, y concelebrada por el Vice Presidente, Pbro. Héctor Moreno.
Al finalizar celebración eucarística, los presentes se dirigieron en procesión hasta las instalaciones remodeladas, donde tuvo lugar la ceremonia inaugural con el tradicional corte de cintas y el descubrimiento de una placa conmemorativa por parte de las
autoridades junto a representantes del Equipo Diocesano de Cáritas, Plan Emaús, Apoyo Escolar y una madre en nombre de las familias beneficiadas.
A continuación Mons. Urbanc realizó la invocación religiosa y bendición de la nueva casa, oportunidad en que agradeció a todas las personas que trabajan constantemente para ayudar al prójimo y a quienes trabajaron en las refacciones del lugar. Animó a los presentes a hacer de "esta casa, una casa de acogida, de bienvenida al prójimo, que represente la unión de la Iglesia, y en este Año Jubilar, que sea un lugar de misericordia", expresó el Pastor Diocesano.

También se hizo un reconocimiento a la Junta Directiva de Cáritas Diocesana, cuyos miembros trabajaron incansablemente hasta la fecha y será renovada en esta nueva etapa. Asimismo, reconoció la labor de los miembros del Plan Emaús.
El Obispo Diocesano recorrió las instalaciones junto con el Pbro. Moreno y luego se llevó a cabo el acto cultural, que tuvo como protagonistas a los niños del plan de inclusión que presentaron cuadros de canto y danza folclórica.

Para finalizar compartieron un brindis fraterno con todos los presentes.