lunes

Se realizó el XII Encuentro de Laicos del Decanato Este en Icaño

El  lunes 10 de octubre se concretó el XII Encuentro de Laicos del Decanato Este, que tuvo como objetivo reflexionar y desarrollar acciones sobre las obras de misericordia en el marco de la Misión Diocesana Permanente. La anfitriona fue la parroquia Nuestra Señora del Valle, con sede en Icaño, departamento La Paz.
Participaron más de un centenar de agentes de pastoral de cada una de las comunidades parroquiales que comprenden el extenso decanato del Este catamarqueño.
Las actividades dieron inicio a las 9.00 con el arribo al establecimiento escolar secundario en la localidad de Icaño de laicos que peregrinaron a pie desde  la Villa de Ancasti, sede de la parroquia Inmaculada Concepción, departamento Ancasti, acompañados por su párroco, Pbro. Esteban Chaile. También
llegaron de las parroquias de San Roque, Recreo, departamento La Paz; Santa Rosa de Lima, departamento Santa Rosa; e Inmaculada Concepción, departamento El Alto.
El Pbro. Carlos Figueroa, decano y párroco anfitrión, dio la bienvenida a los participantes y presentó el orden del día. Luego se dio paso a la reflexión central sobre “El Año Jubilar de la Misericordia y las obras de misericordias en la Misión Diocesana Permanente”, que estuvo a cargo del párroco de El Alto, Pbro. Eugenio Pachado, quien enfatizó que “hay que accionar la misericordia, porque no es solamente teoría, el Año Jubilar nos debe animar a promover y sensibilizarnos, primero nosotros, para luego con el testimonio atraer al hermano. El amor caritativo, la acción caritativa convoca y llama al otro también a vivir la misericordia”.

Luego de la exposición, los participantes se reunieron en grupos y caminaron hasta el lugar establecido con anterioridad para realizar la obra de Misericordia que le tocó a cada uno. Por ejemplo, visitaron algunos barrios más humildes de Icaño llevando ropa (vestir al desnudo), alimentos no perecederos (dar de comer al hambriento). Otros fueron al hospital (visitar al enfermo), otros al cementerio (orar por nuestros difuntos), entre otras acciones.   
Después del almuerzo se peregrinó hasta el templo parroquial para pasar la puerta santa y ganar las indulgencias plenarias por el Año Santo de la Misericordia. 

Posteriormente se concretó la celebración de la Reconciliación y se celebró la Santa Misa, presidida por el decano de la zona Este, Pbro. Carlos Figueroa, quien destacó el trabajo en conjunto y valoró la presencia de jóvenes en estos encuentros. Concelebraron los sacerdotes de las distintas parroquias que comprenden el Este diocesano.