AUDIO CELEBRACIONES - FIESTAS DE LA VIRGEN DEL VALLE

Get Adobe Flash player

viernes

Mil Ave Marías para celebrar los 102 años del Movimiento de Schöenstatt

El 18 de octubre, el Movimiento de Schöenstatt cumple 102 años de su fundación. Por este motivo sus miembros invitan a participar de las distintas actividades programadas, especialmente a los misioneros aliancistas, al rezo de las mil Ave Marías, que se realizará a partir de las 13.00, en el templo de Adoración Eucarística Perpetua ubicado en calle Maipú entre San Martín y Chacabuco, ciudad capital.
Al finalizar el momento de oración se concretará una peregrinación hasta la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle, donde se celebrará la Santa Misa a las 20.00, en la que se dará gracias por la labor pastoral que desarrolla el movimiento en Catamarca y el mundo.

Sobre el movimiento
Se trata de un movimiento católico nacido en el seno de la Iglesia y a su servicio, difundido a nivel mundial. Su objetivo principal es la renovación religioso-moral del hombre y la sociedad. Su nombre proviene del lugar donde nació: Schöenstatt, que significa lugar hermoso.
Se fundó en tiempos de la primera guerra mundial, el 18 de octubre de 1914, fecha en que el Padre José Kentenich con un grupo de jóvenes sellaron un pacto de amor de alianza con María en una capillita, convertida en un lugar de peregrinación, de gracias. Un lema vital para su obra expresa “Nada sin ti, Madre tres veces admirable, nada sin nosotros tus instrumentos”.

De su fundador
El Padre José Kentenich nació el 1 de noviembre de 1885. Su primera labor pastoral fue la dirección espiritual del Seminario de los Palotinos, congregación de Schöenstatt. De su personalidad se destacan los rasgos de una paternidad singular y sobrenatural.
La obra del Padre José Kentenich tiene la misión primordial de invertir todos los esfuerzos apostólicos en una cruzada para recuperar, sanar y educar a los hombres y mujeres de nuestro tiempo dándoles la capacidad de vincularse orgánicamente con el mundo creado como un camino hacia Dios para así pensar desde Él, amar en Él y vivir con Él.
Por ello la alianza de amor con María es la entrega total del hombre a la Santísima Virgen para que ella lo eduque en el pensar, amar y vivir. Que mediante el amor natural lleguemos al amor sobrenatural y que nos santifiquemos en las pequeñas cosas de la vida diaria haciéndolas extraordinariamente bien. 
Para las personas que lo visitan con frecuencia, el Santuario de la Virgen de Schöenstatt tiene tres gracias fundamentales.

  • La primera es el cobijamiento, que simboliza la sensación de protección y de bienestar que implica peregrinar al Santuario.
  • La segunda es la transformación interior, que describe la acción de María como educadora y acompañante del camino de crecimiento de las personas.
  • La tercera es el envío apostólico, es decir, el impulso de salir al encuentro de los demás para construir la comunidad nueva. Este es un ideal de sociedad fundada en valores cristianos que tiene especial importancia para los schöenstattianos.