AUDIO CELEBRACIONES - FIESTAS DE LA VIRGEN DEL VALLE

Get Adobe Flash player

viernes

Jóvenes, sacerdotes y religiosas del Este buscan conformar la Pastoral de Juventud en la zona

Entre los días 27 y 28 de febrero, se realizó, en la localidad de Anquincila, jurisdicción de la parroquia de la Inmaculada Concepción, departamento Ancasti, un encuentro de jóvenes, sacerdotes y religiosas de las parroquias que comprende el Decanato Este catamarqueño. 
Participaron los párrocos de Santa Rosa de Lima (Bañado de Ovanta), de San Roque (Recreo), de la Inmaculada Concepción (El Alto), de la Inmaculada Concepción (Ancasti), Pbros. Domingo Chaves, Gustavo Flores, Eugenio Pachado y Esteban Chaile,
respectivamente, el Vicario Parroquial de Nuestra Señora del Valle (Icaño), Pbro. Martín Melo. Además del Pbro. Diego Manzaraz, Responsable de la Pastoral de Juventud en la Diócesis de Catamarca. También acompañaron esta iniciativa las Hermanas Religiosas del Verbo Encarnado, quienes trabajan pastoralmente en la parroquia de San Roque.
La primera jornada inició en horas de la tarde con una dinámica de presentación a cargo de la Hermana Maira, quien además coordinó todas las tareas. Luego se celebró la Santa Misa, presidida por el Pbro. Domingo Chaves y concelebrada por todos los sacerdotes del decanato. En su homilía, el padre Manzaraz destacó la disposición a trabajar por y para los jóvenes… y refiriéndose al Evangelio del día, dijo que “Dios  pide todo de nosotros para seguirlo, no un poquito sino todo, y como este joven no quiso dar todo lo que tenía, se volvió triste ante el llamado de Jesús”.

Más tarde fue el turno del Equipo Diocesano de Pastoral de Juventud, que junto con su asesor manifestaron la alegría de poder acompañar este desafío tanto de los jóvenes como de los sacerdotes y religiosas. 
En su ponencia, el Pbro. Manzaraz hizo hincapié en el acompañamiento a los jóvenes para que desde los acontecimientos masivos y esporádicos se pueda lograr, con el tiempo, la participación estable de jóvenes en las parroquias. En este sentido expresó que “el equipo de Pastoral de Juventud que ustedes quieren lograr debe ser siempre puente para atraer, llamar y conducir a los demás jóvenes al encuentro con Jesucristo en la Iglesia.
Asimismo enfatizó que “los grupos, instituciones y movimientos juveniles no son una pastoral de entretenimiento sino un lugar donde se integra Vida y Fe, y así madurar como
persona en la Iglesia y en la sociedad”.
Seguidamente, los jóvenes, por un lado divididos por parroquia, y los consagrados por otro, se reunieron para pensar posibles estructuras para la conformación del Equipo de Pastoral de Juventud del Este.
Durante el segundo día, a partir de las 8.00, continuaron con las deliberaciones y la puesta en común de los trabajos por parroquia. Luego de esto, se presentó por parte de los jóvenes una posible organización para el equipo decanatal, que será evaluada por los sacerdotes en la reunión de decanato, los días 13 y 14 del corriente mes.  
Luego, el Equipo Diocesano presentó las diversas actividades programadas para el año en curso, tras lo cual compartieron el almuerzo, dando por finalizado el encuentro.



¿Cómo surgió la convocatoria?
“Los sacerdotes, desde hace unos años atrás venimos trabajando para lograr, a nivel decanatal, un trabajo en conjunto que involucre a todas las parroquias del Este catamarqueño. No es fácil, pero lo estamos logrando. Se han institucionalizado los encuentros para Laicos (dos al año). Se logró la Escuela para Laicos. Se priorizó la Pastoral Juvenil, logrando así varios Períodos Motivadores (acompañados por el movimiento Palestra). Se concretó en 2016 el Tercer Campamento Juvenil Decanatal, además de todos los trabajos que se realiza a nivel parroquial. Todo esto con un espíritu de comunión, que entusiasmó también a los jóvenes. “Fueron ellos, quienes, después de ver sus propios logros en el último campamento, han querido junto con sus sacerdotes y hermanas consagradas, formar un equipo de conducción de la Pastoral Juvenil a nivel decanatal, que está en proceso”, comentó el párroco de El Alto, Pbro. Eugenio Pachado.