viernes

Solidaridad con los hermanos afectados por las lluvias

La parroquia de Nuestra Señora del Rosario, en La Merced, mantiene sus puertas abiertas para recibir donaciones destinadas a los hermanos que padecen las inclemencias climáticas en el departamento de Paclín.
El párroco de la zona, Pbro. Rogelio Suárez, dijo que ante la preocupante situación, “la solidaridad se ha mostrado de una manera extraordinaria”. Y apuntó que “las comunidades se encuentran aisladas, ya que el río cortó los pasos, pero todos están trabajando codo a codo para ayudar a que la gente tenga agua mineral, lavandina, comida, pan, leche”.
También comentó que están a la espera de la ayuda comprometida por un colegio
confesional de Capital, que durante esta jornada llegaría hasta la parroquia con donaciones, sumándose a otras instituciones religiosas y civiles que por medios particulares envían su aporte. En este punto, destacó que “hay mucha gente que quiere colaborar, pero no tiene vehículos para acercar las donaciones hasta La Merced, desde donde se distribuye a las otras comunidades”.

En Bañado de Ovanta
En la localidad de Bañado de Ovanta, donde se encuentra la sede parroquial de Santa
Rosa, durante la noche del jueves, alrededor de cien vecinos se autoevacuaron en el salón parroquial ante el riesgo de inundaciones a raíz del desborde del río de la zona, debido a las intensas lluvias.
El párroco de esa jurisdicción del departamento Santa Rosa, Pbro. Domingo Chaves, manifestó que “los pobladores tienen mucho temor ante las persistentes lluvias”. Y aunque ya regresaron a sus hogares, “no podemos estar tranquilos,  no podemos pegar un ojo, porque la cantidad de agua es impresionante, es muchísima”, afirmó.

En la Catedral Basílica
Por su parte, el Rector del Santuario de Nuestra Señora del Valle, Pbro. José Antonio Díaz, comunicó que se destinó a la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, en Paclín, agua mineral y alimentos no perecederos.

Asimismo, dijo que las personas que quieran colaborar con los hermanos damnificados pueden acercar elementos de limpieza, agua, alimentos no
perecederos y ropa a la Catedral. También invitó a sumarse a quienes puedan colaborar con vehículos y transporte hasta las zonas que lo requieren.