miércoles

El Obispo dedicará el templo Virgen del Valle en Punta de Agua y bendecirá imagen del Cristo Agonizante

El Obispo Diocesano de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, partió hacia la localidad de Punta de Agua, distante a 15 kilómetros, aproximadamente, de Palo Blanco, distrito de la parroquia Nuestra Señora de Fátima, con sede en la localidad de Fiambalá, departamento Tinogasta, donde dedicará el templo puesto bajo el patrocinio de la Virgen del Valle y consagrará el altar. 

Punta de Agua es un pueblo fundado en un predio de sesenta hectáreas cedido por el Sr. Ramón “Chucho” Salman, que posibilitó en el año 1981 que las personas residentes en cuatro puestos distantes entre sí por varios kilómetros, participen plenamente de la vida social, previa parcelación y planificada urbanización. La comunidad cuenta hoy con unos 250 habitantes, quienes gozan del servicio de agua potable, canales de riego, de electricidad, un Centro de Cuidados Infantiles, un Jardín de Infantes, una escuela con aproximadamente 100 alumnos, con su director, sus maestros de grados y docentes del Equipo Técnico Itinerante. También existe una posta sanitaria, una cabina telefónica alimentada por los paneles solares que proveían originalmente de energía eléctrica a la población, un club deportivo, un predio ya dispuesto para una futura plaza pública, una Asociación de Productores que dispone del servicio de un tractor, una fluida relación con los pueblos del norte del municipio y con el departamento de Antofagasta de la Sierra, a través de la ruta provincial, y una delegación municipal.


Bendición del Cristo Agonizante


Asimismo, el Obispo procederá a la bendición de una Imagen del Cristo Agonizante erigida sobre el Cerro La Cruz, en Pablo Blanco, en jurisdicción de la mencionada parroquia. Dicha Imagen, construida por la Municipalidad de Fiambalá, bajo la gestión del Sr. Intendente Municipal, Dn. Amado David Quintar, forma parte de un itinerario turístico religioso denominado “Ruta de Cristo” o “Ruta de la Fe y del Turismo”, y que consta de dos imágenes ya existentes, el Cristo Redentor en Medanitos, el Cristo Predicador en Antinaco, el Cristo Agonizante, que ahora se bendecirá, y una proyectada imagen del Nacimiento de Cristo en Saujil.