lunes

Los nuevos sacerdotes consagraron su ministerio a la Virgen del Valle

A tres días de haber sido ordenados, los flamantes sacerdotes Eduardo Navarro y Facundo Brizuela celebraron esta mañana su primera misa en el Camarín de la Virgen del Valle, que fue colmado por familiares y amigos.
La ceremonia fue concelebrada por hermanos sacerdotes del clero local y en el transcurso de la misma los jóvenes presbíteros consagraron su ministerio a la Madre Morena.
El Padre Facundo expresó que “no puede haber un sacerdote catamarqueño que no
ame profundamente a María en su cercana advocación del Valle” y  agradeció a los sacerdotes que los acompañaron en el proceso de formación, en la ordenación y en este camino que recién están comenzando a transitar. También se encomendaron a la oración de todos los presentes. 

Al finalizar la celebración eucarística, los participantes de la celebración realizaron el tradicional gesto de besar las manos recién consagradas de los nuevos sacerdotes, comenzando por los miembros del clero
presentes y siguiendo los fieles laicos.