Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

jueves

El Obispo ordenará diáconos a tres jóvenes catamarqueños

Juan de Dios Gutiérrez, Diego Manzaráz y Martín Melo.
El viernes 28 de marzo, tres jóvenes catamarqueños serán ordenados diáconos por el Señor Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc. La ceremonia se llevará a cabo en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, a las 20.00.
Los seminaristas Juan de Dios Gutiérrez, Carlos Diego Manzaráz y Walter Martín Melo González cursaron sus estudios en el Seminario Arquidiocesano de Tucumán, y actualmente se encuentran colaborando en las parroquias de Nuestra Señora de Luján, Chumbicha, departamento Capayán, y Nuestra Señora de Belén, departamento Belén.
Toda la comunidad está invitada a compartir esta importante celebración eucarística para acompañar a estos jóvenes en su camino a la consagración sacerdotal.
Finalizada la Santa Misa, se compartirá un ágape a la canasta en el Colegio Nuestra Señora del Valle.

¿Qué es un diácono?
Un diácono (del griego διακονος, diakonos, «servidor» vía latín diaconus) es un hombre que ha recibido el primer grado del sacramento del Orden Sagrado por la imposición de las manos del obispo.
Según el Catecismo de la Iglesia Católica, los diáconos no son sacerdotes, a pesar de sí pertenecer al orden sagrado: en el momento de recibir el sacramento del orden sacerdotal en el grado de diaconado, el fiel pasa a ser clérigo.
Los primeros diáconos fueron ordenados por los Apóstoles: Hechos 6, 1-6. y fueron 7, el más destacado de ellos fue el protomártir San Esteban.

Funciones del diácono
El diácono proclama el Evangelio y asiste en el Altar, administra los sacramentos del bautismo, del matrimonio y bendice, lleva el Viático a los enfermos (no pueden administrar la Unción de los Enfermos, antes llamada Extremaunción). Además, pueden dirigir la administración de alguna parroquia, se le puede designar una Diaconía y otros servicios según la necesidad de la Diócesis. En fin, todo lo relacionado con la misericordia y caridad además de animar a las comunidades que se le responsabilicen.

Vestiduras propias del Diácono

Las vestiduras propias del diácono son la estola puesta al modo diaconal, es decir, cruzada en el cuerpo desde el hombro izquierdo y unida en el lado derecho, a la altura de la cintura y sobre ésta la dalmática, vestidura cerrada con amplias mangas, utilizada sobre todo en las grandes celebraciones y solemnidades.