domingo

El Obispo culminó la intensa labor pastoral desplegada durante 15 días en Andalgalá

El sábado 30 de agosto, tras una intensa acción evangelizadora de 15 días, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, finalizó la visita pastoral a la parroquia San Francisco de Asís, en el departamento Andalgalá.
El recorrido por la amplia jurisdicción parroquial, que comprende todo el territorio de ese departamento del Oeste catamarqueño, abarcó alrededor de 23 distritos, incluyendo la cabecera departamental, además de barrios, centros de salud, oficinas públicas, instituciones privadas, ONG, escuelas y otras organizaciones. Se reunió con grupos parroquiales, instituciones eclesiales, visitó a los enfermos y ancianos, a quienes les administró la Unción de los Enfermos, y celebró los sacramentos del Bautismo, la Eucaristía, la Confirmación y el Matrimonio.
Durante esta quinta y última visita pastoral del año, se realizaron asambleas abiertas, en las que los vecinos plantearon sus inquietudes, proyectos y problemáticas que preocupan en cada una de las comunidades. En esta tarea fue acompañado permanentemente por el párroco, Pbro. Moisés Pachado, a quien le sirvió para comenzar a conocer la parroquia cuya conducción asumió a menos de un mes de iniciada la visita pastoral.

 Misa y procesión de Santa Rosa de Lima
La última jornada de la visita pastoral se desarrolló en el distrito de Malli, que se vistió de fiesta para celebrar a Santa Rosa de Lima, contando con la presencia del Obispo Diocesano, quien presidió la misa y procesión en honor a la Santa Patrona.

Las actividades comenzaron con el rezo de Laudes con los vecinos, los chicos de la catequesis y un grupo de niños que llegaron peregrinando desde el barrio 12 de Julio, para sumarse a la misa de despedida de Mons. Urbanc, quien en la oportunidad reflexionó sobre la vida de Santa Rosa de Lima.
Después de la oración, el Obispo y el Párroco atendieron confesiones, para dar paso luego a la celebración de la Santa Misa.
En su homilía, el Pastor Diocesano dijo que “la persona es verdaderamente religiosa cuando está unida a Dios, si no miente y se engaña así misma, porque sólo tiene sentimiento religioso, que es un maquillaje”. También invitó a los fieles a descubrir la riqueza
de la Eucaristía, afirmando que “no tenemos que venir a misa sólo el día de un Santo o de vez en cuando, sino todos los domingos y en familia. Que los niños no vengan a misa solos sino junto a los padres”.
Terminada la misa se realizó la procesión alrededor de la plazoleta de Malli, retornando a la capilla, donde los presentes recibieron la bendición final.
Los vecinos vendieron comidas y sortearon una rifa en beneficio de la capilla.

Por la tarde, Mons. Urbanc visitó a enfermos
y presidió la misa en la escuela provincial N° 995, en la ciudad de Andalgalá, y se despidió de toda la feligresía.