sábado

Vecinos de Charquiadero, Las Rosas y Alto de las Juntas recibieron al Obispo

Cuando el sol apenas despuntaba, el lunes 18 de agosto, en el segundo día del recorrido por Las Estancias de Aconquija, como parte de la visita pastoral a la parroquia de Andalgalá, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc compartió la oración de la mañana con los vecinos de Charquiadero y Las Pampitas junto al Párroco, Pbro. Moisés, en la Capilla del Señor. Luego, desayuno mediante, los pobladores expusieron lo que están haciendo y aquello que desean seguir mejorando, particularmente en la organización de la catequesis para los niños y adolescentes de las 25 familias que viven en la zona.
Entre algunas de las actividades que los convocan mencionaron la tradicional bendición de la
Cruz, que los protege porque es una zona de muchas inundaciones por las fuertes crecidas de los ríos; y la peregrinación que realizan para las fiestas de la Virgen del Valle, cuando un grupo se pone en marcha hacia el santuario mariano, atravesando cada pueblo donde se van sumando los peregrinos. 
También en la oportunidad, el Pastor Diocesano bendijo de manera especial a la Sra. Nimia Belmonte y al Sr. Santiago Moreno, quienes celebraron 40 años de matrimonio.

En Las Rosas

Por la tarde, la gruta construida en honor a San Cayetano fue el punto de encuentro de los habitantes de Las Rosas. Dicen los vecinos que es la localidad con mayor cantidad de nativos, con relación a otras donde predominan las casas de veraneantes, ya que Las Estancias de Aconquija es una zona turística por excelencia.
Este espacio de culto se encuentra enclavado a unos metros de la ruta nacional N° 65 y cada 7 de agosto se celebra la fiesta del Santo Patrono del Pan y del Trabajo, que congrega a las 80 familias de Las Rosas y también de los pueblos vecinos. En ese lugar, a cielo abierto, bajo el sol y la brisa de la
tarde, el Obispo, el párroco Moisés Pachado y los fieles rezaron juntos y expresaron sus
vivencias de fe, sus dificultades y proyectos.
También hubo un espacio destinado a los ancianos, a cuyos hogares se dirigió el Pastor Diocesano, sorteando el camino ascendente y serpenteante, para llevarles el sacramento de la Unción de los Enfermos, la palabra de esperanza y la súplica que compartió con ellos.

En Alto de las Juntas
Los habitantes de Alto de las Juntas recibieron  Mons. Urbanc con un misachico en la capilla de Nuestra Señora de Lourdes, donde le dieron la bienvenida resaltando esta “oportunidad de cercanía entre el pastor y sus ovejas”. Por ello, “te pedimos, querido Obispo, que nos ayudes a caminar, que nos dejes criterios que nos animen a vivir en la fe de la Iglesia”, expresó Yolanda Inés Acosta en representación de la comunidad.
Ubicados en el interior del templo, miembros de las 65 familias que conforman el poblado comentaron cómo vienen realizando la tarea evangelizadora en la comunidad. Por su parte, el Obispo los exhortó a vivir una fe comprometida con la realidad, porque una fe sin obras es una fe muerta.

Como culminación de este encuentro, se celebró la Santa Misa, a cuya finalización los presentes compartieron un chocolate en un clima fraterno y de mucha alegría expresada a través de los cantos interpretados por el joven matrimonio integrado por Roxana Avila y Daniel Ramírez, de la ciudad de Andalgalá, quienes generosamente se sumaron a esta labor misionera desplegada en el distrito de Aconquija.