AUDIO CELEBRACIONES - FIESTAS DE LA VIRGEN DEL VALLE

Get Adobe Flash player

miércoles

El Obispo consagró el altar, dedicó el templo y confirmó a más de 40 personas en Chañar Laguna

El sábado 18 de septiembre, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, arribó a la parroquia Inmaculada Concepción, en el departamento El Alto, para consagrar el altar y dedicar el templo en honor a Nuestra Señora de los Dolores, en Chañar Laguna, ubicada en la parte llana de la jurisdicción parroquial y distante a  unos 70 kilómetros de la Villa de El Alto. También administró el Sacramento de la Confirmación a 42 jóvenes y adultos de la comunidad.
El Pastor Diocesano llegó pasadas las 10.30, y la comunidad salió a su encuentro junto con su párroco, Pbro. Eugenio Pachado, y el Intendente de El Alto, Prof. Ariel Ojeda.
A las 11.00 inició la Santa Misa, presidida por el Señor Obispo y concelebrada por los sacerdotes Domingo Chaves, párroco de Santa Rosa de Lima, parroquia vecina, y Eugenio Pachado, párroco de El Alto.
En la oportunidad se dio lectura al decreto en el que se agradece “vivamente a todas las personas que han contribuido a la restauración del templo, la construcción del altar y el ambón”. También reconoce “la contribución a esta obra que expresa la pertenencia al pueblo de Dios, que es un templo vivo en el que cada uno de los fieles es un altar espiritual".
Seguidamente se bendijo el ambón, se lo revistió y se trajo solemnemente el leccionario para la proclamación de la Palabra de Dios.
En su homilía, Mons. Urbanc destacó que el templo "es un lugar de piedad, es para hacer oración y para encontrarse con Dios en la Eucaristía, en la Reconciliación", y llamó a los fieles a “que no se descuide jamás la casa de Dios".
Por su parte, a los 42 jóvenes y adultos que recibieron el Sacramento de la Confirmación les pidió perseverancia y misión y que siempre se dejen guiar por el Espíritu Santo, quien nos impulsa en la Iglesia.
Luego de la predicación se procedió al rito de consagración del altar y dedicación del templo a María Santísima en su advocación de los Dolores, e inmediatamente se dio paso a la celebración del Sacramento de la Confirmación.
Finalizada la Santa Misa se concretó la procesión alrededor del predio, con la participación de peregrinos que llegaron desde Frías, Santiago del Estero, La Calera, Achalco, Colonia, de Tapso, de Los Morteros, entre otras localidades vecinas.
Las agrupaciones gauchas homenajearon a María Santísima con un desfile, y la jornada cerró con el almuerzo y números artísticos.
El párroco Eugenio Pachado agradeció a quienes con buena voluntad fueron generosos en sostener el culto, que es uno de los preceptos que la Iglesia propone practicar más asiduamente.