Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

lunes

Dolor por el fallecimiento del Padre Elio Fernández

La Iglesia de Catamarca de Catamarca vive con profundo dolor el fallecimiento del Padre Elio Antenor Fernández, Párroco Emérito de la Parroquia Jesús Niño. A sólo cinco días de haber cumplido 80 años de edad, y con casi 57 de sacerdocio, su deceso se produjo hoy a las 17.00, en la ciudad capital.
Fue un sacerdote de amplia labor pastoral e intelectual en la que se destacó por su faceta como periodista e historiador; además de un ferviente devoto de la Virgen del Valle. Fue columnista de diversos medios de comunicación y difusor de la revista Stella, dedicada a la Virgen del Valle y al quehacer de la diócesis catamarqueña.
Sus restos son velados en el templo parroquial de Jesús Niño, ubicada en Zurita y Alem, en la ciudad capital. El sepelio de sus restos se realizará mañana a las 17.00 en el Panteón del Clero en el cementerio municipal, previa misa de cuerpo presente a las 16.00.
El Padre Elio Fernández vivió su infancia en Miraflores hasta que vino a la Capital para ingresar al Seminario de Catamarca, donde hizo su bachillerato y sus estudios de filosofía y teología con los padres alemanes del Verbo Divino. Tuvo una educación integral, donde aprendió a cantar, a tocar el órgano y a practicar deportes.
Fue ordenado sacerdote el 2 de diciembre de 1956. Luego se desempeñó como Vicario Parroquial y colaborador en las parroquias de Santa María cuando aún pertenecía a la Diócesis de Catamarca; en Capital fue destinado al Sagrado Corazón de Jesús; también estuvo en Fiambalá, Pomán, Santa Rosa y El Alto, en estos dos últimos lugares como párroco. También realizó su labor sacerdotal en La Plata, Buenos Aires, en la parroquia Nuestra Señora del Valle; en Montevideo, Uruguay, donde permaneció por espacio de 10 años trabajando en tres parroquias. Luego fue designado en la parroquia San Antonio de Padua, y finalmente en la parroquia Jesús Niño, adonde llegó el 5 de agosto de 1992, siendo puesto en funciones por el actual Obispo Emérito, Mons. Elmer Osmar Miani. En esa comunidad permaneció el resto de su ministerio sacerdotal hasta el 5 de agosto de 2012, en que asumió el nuevo párroco y él fue designado párroco emérito por el actual Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc. En la misa de despedida dijo a los fieles de esa jurisdicción del sudeste de la ciudad capital: “Voy a estar siempre con ustedes. Ustedes son mi gloria y mi corona”.
En su homilía, Mons. Urbanc recordó la visita pastoral que realizó a la parroquia, en el 2009, indicando que constituyó “una gran alegría haber podido caminar con él la jurisdicción parroquial, y haber participado en algo que me conmovió mucho. Él parado en el centro del templo lleno de niños, un día sábado, preparándolos para la catequesis, y él se puso a cantar y todos los niños lo seguían”. De esta manera destacó la gran relación entre el sacerdote y los niños. “Muchas gracias, Padre Elio, por lo que usted pudo dar a esta Iglesia de Catamarca, a través de su trayectoria como periodista... Siempre tendrá el afecto, el cariño de todos. Y tendrá la oportunidad de contemplar lo que Dios obró a través de su persona”, cerró Mons. Urbanc en esa oportunidad.

Elevemos oraciones por el eterno descanso de su alma y agradezcamos al Señor por su entrega generosa a la Iglesia, a través de su servicio sacerdotal.