jueves

Culminaron en la zona norte las fiestas del Patrono de las Amas de Casa y los Cocineros

El domingo 6 de abril, la comunidad de San Benito de Palermo culminó con sus fiestas patronales participando de la procesión por las calles del barrio Eva Perón, perteneciente a la parroquia de la Santa Cruz, en el norte de la ciudad capital.
Desde el día jueves se vivieron emotivas celebraciones dedicadas especialmente a los niños y adolescentes, en el año diocesano que los tiene como centro de las acciones pastorales, bajo el lema “Dejen que los niños vengan a Mí, y no se lo impidan”. El jueves y viernes, los chicos de la catequesis que se preparan para recibir la Primera Comunión, participaron por primera vez del sacramento de la Reconciliación, y luego se celebró la Santa Misa, presidida por el párroco, Pbro. Humberto Toloza, en la que se quemaron simbólicamente los pecados que habían sido confesados. Durante la homilía, el sacerdote recalcó el amor que Dios les tiene como verdadero que Padre que es, y que siempre los cuida y acompaña.
En la mañana del sábado, los niños de la catequesis de toda la parroquia, junto con sus
catequistas y padres, concurrieron al templo de San Benito para compartir una jornada de oración y honrar al Patrono de las Amas de Casa y los Cocineros junto a sus familias. Los fieles de las comunidades vecinas de San Pantaleón y San Juan Diego colmaron la capilla, y los niños tomaron el lugar de honor al lado del sacerdote en el presbiterio. Con atención meditaron sobre la vida del Santo franciscano, que tuvo la gracia divina de realizar milagros en vida, durante el rezo del triduo.
A continuación, el P. Toloza presidió la Celebración de la Palabra que los fieles de todas las edades pudieron compartir. Con cantos y palmas se recibió la entrada del libro de la Palabra de Dios y el sacerdote explicó las Escrituras, instando a los niños a seguir el ejemplo de servicio y humildad de San Benito de Palermo. Antes de dar la bendición final, el párroco hizo llegar a los presentes un mensaje de parte del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, quien los animó a conocer y seguir a Jesús en la catequesis y ser sus discípulos misioneros en los lugares cotidianos, en su casa, la escuela y el barrio.

Representación de la vida de San Benito de Palermo

Al finalizar la celebración, se puso en escena una representación de la vida del Santo Patrono, preparada por los catequistas y padres de la comunidad anfitriona, que todos siguieron con atención y agradecieron con un fuerte aplauso. 

Las actividades culminaron el domingo con la celebración de la Eucaristía y posterior procesión por las calles del barrio. La misa contó con la presencia de las banderas de ceremonias de la Escuela Municipal N° 3 del barrio Eva Perón, cuyos abanderados acudieron acompañados por su director. A pesar de la lluvia, los devotos se hicieron presentes y celebraron su fe. Como es tradición, la imagen del Santo del Pan y de la Olla es llevada en andas por las amas de casa, quienes cargan a su Patrono. Al finalizar el recorrido, el Pbro. Toloza bendijo los tradicionales panes de San Benito, que fueron repartidos entre los presentes.