lunes

Con distintas actividades la Diócesis de Catamarca celebra el Mes de la Biblia

Para la Iglesia, septiembre es el Mes de la Biblia y desde la Diócesis de Catamarca se programaron una serie de actividades, que fueron dadas a conocer por el Delegado Episcopal de la Animación Bíblica de la Pastoral, Pbro. Lic. Oscar Alfredo Tapia, durante una conferencia prensa ofrecida esta mañana en el Obispado local.
El inicio de su contacto con la prensa, el Padre Tapia explicó que “septiembre es el Mes de la Biblia porque el 30 recordamos y celebramos a San Jerónimo, un monje santo, que vivió entre el siglo IV y V, nació en el 347 y murió el 30 de septiembre del año 420, y en homenaje a él la Iglesia consagra el Mes de la Biblia”. Ahondando en la figura del monje comentó que “fue un gran estudioso, muy conocido por la traducción que hizo de los textos originales del hebreo, arameo y griego de la Biblia al latín. La traducción de San Jerónimo, conocida como Vulgata, se impuso en la Iglesia desde el siglo V hasta el siglo XX, hasta la reforma del Vaticano II, y es un texto de referencia por la calidad literaria y la fidelidad de la traducción”.
Con relación a las actividades programadas, dijo que para homenajear a San Jerónimo en la Diócesis de Catamarca, “hemos comenzado este fin de semana, desde el jueves hasta el domingo, con un retiro ignaciano, en torno a la Palabra de Dios, del que participaron alrededor de 30 personas”.
Asimismo especificó que “desde hoy (lunes 1 de setiembre) y hasta el miércoles, de 20.00 a 22.00, vamos a realizar en el salón del Seminario Diocesano, San Martín 954, un curso sobre qué es la Animación Bíblica de la Pastoral, que en definitiva es qué lugar ocupa o debería ocupar la Biblia, la Palabra de Dios, en la vida de cada uno de los creyentes y qué lugar ocupa o debería ocupar en la Iglesia. Vamos a explicar, siguiendo un documento de la Iglesia donde el Papa Francisco tuvo una gran incidencia, que es Aparecida, qué es la Animación Bíblica”.

Misa con los niños
El primer domingo de setiembre, que es el 7, y el último, que es el 28, a las 20.00, está prevista la celebración de la misa en la Catedral con la participación de los niños, ya que la Diócesis de Catamarca este año está viviendo como prioridad la niñez y la adolescencia.  
Además, el sacerdote destacó que “para llegar a toda la diócesis, hemos preparado un material, que ya está en las 350 capillas y las 28 parroquias, consistente en un DVD de la lectio divina con películas adaptadas para los niños y textos que los catequistas pueden copiar, para que los niños dibujen, coloreen y aprendan a gustar de la Palabra de Dios. El material tiene todos los textos bíblicos del mes de septiembre estudiados con el método que se llama lectio divina, cómo se usa este método y material para trabajar, inclusive en las escuelas. Queremos con esto estar acordes a lo que nuestra Diócesis de Catamarca está priorizando este año, que es la niñez y la adolescencia”.
También se suman a estas propuestas los talleres y encuentros sobre lectio divina, que vienen desarrollando los jóvenes lectionautas en distintos puntos del interior y Capital.
Por último, para darle prioridad a la Palabra de Dios, el Padre Tapia llamó a que “este Mes de la Biblia no pasé como un slogan” y sugirió que “leamos un libro de la Biblia, de los 73 que tiene, para que al final del mes podamos decir que conocemos algo de la Palabra de Dios”. En este sentido, recomendó “el Evangelio de San Marcos, que es el más antiguo, el más corto, una presentación impactante y muy humana de Jesucristo, para conocerlo”.
Y concluyó recordando que “San Jerónimo dice en una de sus cartas que desconocer las Sagradas Escrituras es desconocer a Cristo. Entonces, más que Mes de la Biblia es el Mes de la Palabra de Dios, mes en el que hacemos el esfuerzo de escuchar a Dios, de dialogar con el Señor y encarrilar nuestra vida en la voluntad de Dios”.