Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

sábado

Con una misa en la Catedral Basílica, Catamarca dio apertura al Mes de la Biblia

El domingo 7 de septiembre, a las 20.00, la Delegación Episcopal de la Pastoral de Animación Bíblica organizó la misa de apertura del Mes de la Biblia, que fue presidida por el Pastor Diocesano, Mons. Luis Urbanč, en Catedral Basílica y del Santísimo Sacramento y Santuario de Nuestra Señora del Valle. Con esta celebración resaltó la importancia y el lugar que la Sagrada Escritura debe ocupar en la vida y la misión de la Iglesia, a través de la lectura de los textos bíblicos litúrgicos dominicales, que son una excelente ayuda para profundizar en la Palabra de Dios.
Nuestra Iglesia particular, embarcada desde 2010 en la Misión Diocesana Permanente y este año 2014, en el Año Diocesano de la Niñez y la Adolescencia, encontró a su pueblo unido en todas sus misas y celebraciones de la Palabra, rogando al Padre para que la Palabra de Dios entre en los corazones de sus fieles  convirtiéndolos en auténticos discípulos misioneros de su Hijo Jesucristo.
Durante la celebración eucarística, en el comienzo de la Liturgia de la Palabra, un grupo de
adolescentes protagonizaron una procesión presidida por la Sagrada Escritura, de la que nacían cuatro cintas de color  (blanco, rojo, verde y amarillo)  enganchadas a cuatro lámparas que representan la luz del Evangelio, portadas por cada uno de ellos, representando a los fieles de cada Decanato en que se divide la Diócesis: Este, Oeste, Centro y Capital), como signo de que “ la luz  de la Palabra ilumina los caminos que recorren los discípulos de Jesús hasta llegar a cada capilla, a cada iglesia, a cada comunidad de culto que tiene cada parroquia diocesana para anunciarlo y difundirlo. Este gesto fue acompañado por el coro que entonaba un canto litúrgico jubiloso motivando un sentimiento de alegría por el anuncio del Evangelio, tal como nos propone la primera exhortación  del Papa Francisco en su Evangelii Gaudium: “La alegría del  Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús”.
En el ministerio del lectorado participaron una niña de un colegio confesional y un adulto, en tanto que los dones eucarísticos fueron llevados al altar por dos niñitas de la catequesis. Tuvieron a su cargo la animación de la misa, un joven
funcionario de Educación con su hijo adolescente.
Mons. Urbanč inició su homilía instando al agradecimiento y la alabanza que a Dios se le debe por el don que hiciera de su Palabra. Luego se dirigió al pueblo de Dios con clarísimas palabras adentrándolo en la interpretación de las lecturas de este primer domingo de septiembre  (Ezequiel 33, 7-9; carta de san Pablo a los romanos13, 8-10 y Evangelio según san Mateo 18, 15-20), y motivándolo a practicar la corrección fraterna que debemos hacer al hermano que yerra con amor, caridad y verdad.

¿Por qué septiembre es el Mes de la Biblia?



Porque el 30 de septiembre es el día de San Jerónimo, el hombre que dedicó su vida al estudio y a la traducción de la Biblia al latín. Nació en Dalmacia, cerca del año 340 y murió en Belén el 30 de septiembre de 420. San Jerónimo tradujo la Biblia del griego y el hebreo al latín, llamada la Vulgata (de vulgata editio, 'edición para el pueblo'), que ha sido hasta la promulgación de la Neovulgata en 1979, el texto bíblico oficial de la Iglesia Católica Apostólica Romana.