Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

sábado

Delegados de Pastoral Social del NOA reflexionan a la luz de la enseñanza social del Papa Francisco

Referentes de las Arquidiócesis y Diócesis del NOA se dieron cita en la ciudad capital de Catamarca, para participar del XVIII Encuentro de Equipos de Pastoral Social del NOA, que comenzó el sábado 6 y culminará el domingo 7 de septiembre, en la Casa de Retiros Espirituales Emaús, ubicada camino a El Jumeal.
Bajo el lema “Asumamos la alegría de la fe en el compromiso social”, la primera jornada dio apertura con el rezo de la Oración por la Patria, tras lo cual el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, expresó las palabras de bienvenida a los participantes, entre quienes se encontraban integrantes y asesores de los Equipos de Pastoral Social de Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca, además de funcionarios, legisladores provinciales, miembros del Concejo Deliberante de Capital, representantes de las fuerzas de seguridad, gremialistas, docentes, integrantes de instituciones eclesiales y comunidades religiosas, sacerdotes, entre otros.

Tomando como eje el tema central “La dimensión social de la evangelización”, se desarrolló la primera exposición, a cargo del Pbro. Dr. Carlos Martiniano Ibáñez, de la Diócesis de Catamarca, quien se refirió a la extraordinaria dedicación del Papa Francisco a la cuestión social, de lo cual es ejemplo el amplio contenido social de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, que es un documento que trata de la evangelización en el mundo actual.
Recordó que “el Papa aclara que no pretende tener el monopolio en la interpretación de la realidad social o en la propuesta de soluciones para los problemas contemporáneos, lo cual no obsta para que haga su aporte.
De hecho, el Papa propone un diagnóstico global de la sociedad actual e invita a los creyentes a enriquecerlo con diagnósticos referidos a las realidades locales. A partir de
este diagnóstico y recordando que existe una íntima e inescindible conexión entre evangelización y promoción humana, el Papa se detiene en una amplia consideración de dos grandes cuestiones: a) la inclusión social de los pobres; b) la paz y el diálogo social”.
Al desarrollar estos aspectos, el sacerdote destacó: “Respecto a lo primero, dice el Papa que la preocupación por el desarrollo integral de los más abandonados de la sociedad brota de nuestra fe en Cristo hecho pobre y siempre cercano a los pobres y excluidos, por lo que cada cristiano y cada comunidad están llamados a ser instrumentos de Dios para la liberación y la promoción de los pobres, de manera que puedan integrarse plenamente en la sociedad. Por ello, hace un llamado a resolver las causas estructurales de la pobreza, invitando sobre todo a los políticos a sanar las raíces profundas de los males de nuestro mundo y a asumir como propios los sufrimientos de la sociedad, del pueblo y de los pobres”.
“Sobre el bien común y la paz social, precisa el Papa que la paz surge como fruto del desarrollo integral de todos, en comunidades donde cada uno es un ciudadano fiel, participa en la vida política y coopera en la construcción del pueblo”, expresó.

Principios para construir un pueblo en paz y justicia


En otro tramo de su disertación, el Padre Ibáñez afirmó que “para avanzar en la construcción de un pueblo en paz, justicia y fraternidad, propone cuatro principios que brotan de los grandes postulados de la Doctrina Social de la Iglesia y que están relacionados con tensiones bipolares propias de toda realidad social. Estos cuatro principios son: el tiempo es superior al espacio, la unidad prevalece sobre el conflicto, la realidad es más importante que la idea, el todo es superior a la parte. La aplicación de estos principios, que son complementarios, puede ayudar grandemente a las sociedades a poner un sólido fundamento a la paz social. Pero hay que tener presente que tal aplicación supone una actitud abierta al diálogo, ya que la acción social es para la Iglesia una forma de evangelizar, y evangelizar implica un camino de diálogo. De hecho, para la Iglesia hay, en el tiempo actual, tres campos de diálogo en los cuales debe estar presente: con los Estados, con la sociedad y con otros creyentes no católicos”.

Finalmente, consideró que “el contenido social de la Evangelii Gaudium es notable y es una gran ayuda en el intento de ser cristianos plenos, de respetar las diferencias sociales y de unirnos comprometidamente en la concreción de un ideal común que involucre a toda la sociedad y a todas las personas”.
Luego de la charla, los participantes se distribuyeron en distintos grupos de trabajo, para reflexionar acerca de la riqueza del pensamiento social del Papa Francisco  y elaborar las conclusiones.
Por la tarde, de 16.00 a 17.00, habrá un panel sobre “El aspecto social de la evangelización”, a cargo del Pbro. Angel Rómulo Casimiro, de Salta, y el Lic. Juan Carlos Hourcade, de Tucumán.
Finalizadas las exposiciones, habrá trabajo en grupos y plenario; promediando el día con la celebración de la Santa Misa y un fogón fraterno.

Para el domingo


El domingo 7, las actividades comenzarán a las 8.00 con el rezo de Laudes, y luego del desayuno, de 9.00 a 10.15, está previsto el panel sobre “La visión de la cuestión social en el ejercicio de la actividad profesional”.
De 10.30 a 11.30, los Equipos de Pastoral se reunirán para acordar y socializar líneas de trabajo diocesanas. Y posteriormente, se presentará un informe sobre las Olimpiadas Regionales de Doctrina Social de la Iglesia, que se organizan con la participación de estudiantes de colegios confesionales y escuelas estatales.

El cierre del encuentro está previsto a las 12.30.