lunes

La parroquia San Roque cerró el Mes de la Biblia con ejercicios de lectio divina

El cierre del Mes de la Biblia en la parroquia San Roque de La Chacarita fue acompañado por miembros del equipo de Animación Bíblica de la Pastoral. El sábado 27 de septiembre, en la misa de las 20.00, y el domingo 28 en la misa de las 9.00, se realizó un ejercicio de lectio divina sobre el texto del Evangelio correspondiente al XXVI domingo durante el año.
Los integrantes de la Pastoral Bíblica destacaron la modalidad en que se desarrolló el encuentro en la misa del sábado, comentando que “el párroco Pbro. Reinaldo Oviedo solicitó que se hiciera la lectura orante de la Palabra de 20.00 a 20.30, previo al inicio de la misa comunitaria. De este modo se contó con la presencia de la comunidad y se pudo realizar la lectio divina en un clima de silencio y oración atenta de la Palabra de Dios. Todos los fieles pudieron seguir el texto, pues al ingresar en el templo recibieron una hoja impresa con el mismo. Cada fiel pudo meditar y orar en la Palabra, incluso se compartieron las oraciones en común. De esta manera, la homilía fue breve, pues los asistentes meditaron la Palabra en profundidad con anterioridad”.


Lectura orante con los niños y papás de Catequesis

El domingo 28, luego de la misa de 9.00, los niños, padres y catequistas realizaron un ejercicio de lectio divina comunitaria. Los responsables de guiar las actividades, comentaron que “la participación en la oración de todos los asistentes fue muy buena, tanto niños como padres expresaron lo que les decía el texto a cada uno en particular (meditación) y pudieron poner en común lo que quería agradecer o pedir a Dios (oración), en un diálogo cercano al Padre Bueno”.
El material entregado por la Delegación de Animación Bíblica de la Pastoral fue muy bien aprovechado en esta parroquia y en particular en este último domingo de septiembre.  Las presentaciones, videos y hojitas para colorear fueron usados en los distintos momentos del encuentro.


Ambas experiencias fueron muy enriquecedoras y los fieles las consideraron como un regalo de Dios poder meditar y orar la Palabra de Vida.