martes

Al son de los misachicos y con profunda devoción, el Norte Grande de Belén recibió a la Virgen del Valle

El lunes 21 de junio, las comunidades del denominado Norte Grande de Belén recibieron la visita de la Imagen auténtica de la Virgen del Valle, que recorre el interior provincial, para celebrar junto a sus hijos de tierra adentro el Jubileo Diocesano por el Centenario de la Diócesis de Catamarca, y en adhesión al Bicentenario de la Patria.
La Sagrada Imagen partió en horas de la mañana desde San Fernando del Valle hacia la localidad Hualfìn (Belén), sede de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, distante a 346 kilómetros de la ciudad capital. Su traslado se concretó vía aérea desde el aeropuerto Felipe Varela, en un avión de la Dirección Provincial de Areonáutica, guiado por los pilotos Carlos Olima y Carlos Alvarez. El descenso se realizó en el aeropuerto Campo El Arenal, ante un fuerte viento que azotaba la zona; allí fue recibida por el Párroco y el Vicario Parroquial, Pbros. Hugo Rodriguez y Daniel Pavón, respectivamente, a quienes se sumó un buen número de fieles, que luego formaron una extensa caravana, que atravesó la ruta nacional Nº 40 hasta Los Nacimientos. Fue en la capilla Virgen de Luján de este distrito donde hizo la primera parada, recibiendo la veneración de los pobladores del lugar; también se detuvo en la escuela Nº 412, cuyos alumnos, docentes y directivos recibieron la bendición del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc.
La caravana se desplazó a través de un imponente paisaje de montañas, y bajo un sol radiante, con el acompañamiento de jinetes y peregrinos de las 26 localidades que conforman la jurisdicción parroquial, incluyendo además El Cajón y Río Las Cuevas. Un colorido especial le pusieron los tradicionales misachicos, típica expresión de la religiosidad popular de nuestros pueblos del interior, que resonaban con fuerza en el camino emprendido por la Madre Peregrina del Valle.
En el ingreso a Hualfín, el clima de fiesta se hizo más intenso; a lo largo del trayecto se podían observar calles y casas adornadas con los colores celeste y blanco, que sintetizan el sentimiento patrio y mariano de nuestro pueblo.
El acto protocolar se desarrolló en la plazoleta ubicada frente al templo histórico, con la presencia del intendente anfitrión, Dn. Alfredo Romero, y otros jefes comunales de la zona, entre ellos Cristina Quipildor, de La Puerta de Corral Quemado, y Macías, de San Fernando.
En la ocasión se leyó el decreto por el cual se dio la bienvenida a la Ilustrísima Visita y al Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, quien recibió la llave del pueblo de manos del intendente Romero.
Pobladores de la zona, quienes llegaron con sus Patronos recorriendo cientos de kilómetros, ofrecieron productos que identifican la región, y también su canto, interpretando “La flor del cardón”, que fue coreada por todos los presentes.

Escuela centenaria
La comunidad de la escuela Nº 288 Juan Domingo Perón, que este año cumple sus 100 años de vida, le tributó su homenaje. La docente Nancy Alvarez se refirió al acontecimiento expresando: “Virgen del Valle, que has querido darle a Hualfín el privilegio de tenerte, quiero decirte que esta escuela, fundada en 1910 y que se apresta a celebrar su centenario de vida, ve engalanados sus festejos con tu presencia divina”; agregando: “Virgencita Peregrina del Valle, quiero hacerte llegar nuestras plegarias para que vuelvas a nosotros tu mirada y presentes ante tu Hijo Jesús todos nuestros petitorios, lo que compensaremos con un profundo amor a Ti, y de nuestros labios y corazones saldrán alabanzas al Señor. Virgen bendita, ampáranos y bendícenos”.
Por su parte, Gabriel Estopiñan, en representación de los padres, dijo: “Madre Santísima del Valle, que desde tu santuario acompañas con mirada bondadosa el caminar de este pueblo, alienta con tu intercesión poderosa a las familias de Hualfín y todo el norte de Belén… Enseña a todos tus hijos que habitan este pedacito de suelo argentino, la fidelidad a la fe cristiana, la valentía en la adversidad, la convivencia como hijos y hermanos, con el empeño de mejorar la Patria común, el compromiso por la honestidad y la justica, la esperanza en un mundo nuevo en el que reinen de verdad el amor y la paz”.

Atravesando el río
Finalizada la ceremonia en la institución educativa, los peregrinos de María cruzaron el lecho del río Hualfín, llegando hasta la parroquia Nuestra Señora del Rosario, donde la Sagrada Imagen fue colocada en una urna depositada en una gigantesca carpa. En este lugar, por la tarde, se ofició la Santa Misa, presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el Delegado Episcopal del Santuario y Catedral Basílica, Pbro. Domingo Chaves; el párroco de Hualfìn, Pbro. Hugo Rodriguez; el párroco de Santa Rosa de Lima (Capital), Pbro. Dardo Olivera; el capellán del Hospital San Juan Bautista, Pbro. Antonio Bulacio, los vicarios parroquiales de Hualfìn y Pomán, Pbros. Daniel Pavón y Santiago Granillo, respectivamente. También estuvo presente durante la jornada, el párroco de Chumbicha, Pbro. Moisés Pachado, oriundo del departamento Belén.
Durante la celebración eucarística, recibieron el Sacramento de la Confirmación treinta jóvenes; y una vez concluida la misma se llevó a cabo la peregrinación con antorchas, que abarcó los diferentes barrios de la localidad, en la fría noche de inicio del invierno.
El corolario de esta fiesta fue el acto cultural, en cuyo transcurso, los habitantes del Norte Grande de Belén desplegaron en el escenario sus aptitudes artísticas, en una jornada festiva que amalgamó fe mariana y cultura popular. Con este histórico acontecimiento de fe, se escribe una nueva página en la historia de cuatrocientos años de amor maternal.