Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

viernes

El Movimiento Familiar Cristiano rinde homenaje a su fundador

Las familias integrantes del Movimiento Familiar Cristiano de la Diócesis de Catamarca rendirán homenaje al fundador de esta institución dedicada a la evangelización del matrimonio y de las familias, el Padre Pedro Richards.
Para ello, la Comisión Directiva organizó un programa de actividades que incluye la Santa Misa, hoy a las 20.00 en la Parroquia del Inmaculado Corazón de María (República al 500).
A las 21.30, en el Salón Parroquial, se desarrollará el tema “Testamento Espiritual” (Mensaje dado  en una homilía en el año 1998 en el Cincuentenario de la Fundación del Movimiento). Luego habrá conclusiones sobre el tema. 
Seguidamente se compartirá el rezo de la Oración de San Francisco de Asís y la entrega de recordatorios.

Reseña
El Padre Pedro Richards era descendiente de europeos (Irlanda). Nació en Buenos Aires el 31 de diciembre de 1911, en el hogar de Juan Richards y Julia Kehoe, prototipo de familia cristiana. Ahí fue donde el padre Pedro y su hermano Federico (también sacerdote pasionista) percibieron el llamado a la vocación sacerdotal y sintieron todo el calor de hogar para ofrecerse a Dios, en seguridad y libertad. Esta vida familiar fue para Pedro una fuente de valores y convicciones y un ejemplo de vida. A los 22 años, sintió el llamado de Dios y entró en la congregación Pasionista.
Estudió en la Argentina y en Escocia, y cuando regresó al país, se ordenó sacerdote en 1940.
En una oportunidad en el año 2000 se le consultó qué le hizo fundar el Movimiento Familiar Cristiano (MFC). Y respondió: “No he sido yo el que tuvo la idea. Fue sin duda el mismo Espíritu Santo el que lo sugirió aquel 13 de diciembre de 1948 al finalizar el retiro de las señoras de la Acción Católica en la Parroquia de San Martín de Tours en la Capital Federal… Y así se dio comienzo a esos grupos matrimoniales llamados originariamente Nazaret, comunidades de familias”.
Antes no había un marco eclesial que acogiera a los  esposos para continuar esa formación como tales; prepararlos como madres y padres de familia y seguir trabajando juntos apostólicamente y reunirse como matrimonios. Era algo inusitado en esa época.
Es allí donde surge un nuevo estilo de apostolado debido a la inspiración del Reverendo Padre Pedro Richards.
El fruto de esa voluntad se refleja hoy en 18 países de Latinoamérica, atento a los principios de “Familia Formadora de Personas, Educadora en la Fe y Promotora del Desarrollo”, orienta también a miles de familias de Europa, Africa, Asia y Oceanía.
El Padre Richards tuvo una visión certera de la importancia de la familia para la reconstrucción social e hizo descubrir a muchos casados el valor del sacramento del Matrimonio.
Fue sin duda un hombre de fe, un gran visionario, que creyó en la posibilidad del apostolado familiar.
Tres componentes caracterizaron su fecunda vida sacerdotal y misionera:
  • Testimonio de espiritualidad.
  • Vida comunitaria.
  • Acción entre las familias.

Servicios Apostólicos del Padre Richards
• Consultor de la Provincia: 1948-1951.
• Fundador del Movimiento Familiar Cristiano: 1948.
• Asesor Latinoamericano del MFC: 1950.
• Integrante de la Comisión Preparatoria del Concilio (Laicos): 1960.
• Director del IFFS: 1967.
• Director del Centro Nacional de Planificación Natural de la Familia (Cenaplanf): 1979. Promovía los métodos naturales y fomentaba una cultura respetuosa de la vida desde la concepción, basada sobre el amor conyugal y familiar, y abierta a los hijos como una bendición
• Experto en el Sínodo de Obispos: 1980.
• Consultor del Consejo Pontificio de la Familia: 1981.

Tres mensajes que dejó el Padre Richards
•          Que todas las familias del MFC recen el Rosario diariamente.
•          Que los obstáculos que encuentren sean piedras que como escalones les permitan ascender hacia Dios.
•          No dejen que se apague la antorcha del MFC.

Falleció en Buenos Aires, a los 92 años, el 30 de octubre de 2004.
Cuando en 2001 cumplió 90 años declaró: "Estoy meditando sobre los dones que he recibido y mi escasa respuesta".
Actualmente se recogen experiencias, anécdotas y testimonios sobre las virtudes del Padre Pedro para la causa beatificación.
En julio de 2007, la Confederación Internacional de Movimientos Familiares Cristianos le otorgó post mortem el premio Cardenal Cardjin, en reconocimiento por su labor en pro de la Pastoral Familiar.
Dato ilustrativo: También el P. Pedro Richards se adelanta a las propuestas del Papa Francisco, cuando recomendó profundizar la espiritualidad conyugal, renovar la liturgia hogareña para no caer en el “liturgismo del templo sin vivencia comunitaria efectiva” y “perfeccionar los métodos dinámicos en la conducción de las reuniones”.