lunes

Se celebró los 101 años del Movimiento de Shöenstatt

Anoche, en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, se celebró los 101 años de la creación del Movimiento Apostólico de Shöenstatt, y se dio gracias por las madres en su día.
La Santa Misa, presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, se inició con la entrada solemne del tríptico de la Virgen de Shöenstatt portado por miembros del movimiento. También, en el contexto del mes dedicado al Santo Rosario, las Misiones y las Familias, se contó con la participación del Movimiento Familiar Cristiano en el servicio litúrgico.
En su homilía, el Pastor Diocesano se refirió a la actitud de servicio en nuestra vida
cotidiana, que debe ser realizado con humildad y sincero espíritu de donación personal. Dijo que “no debemos hacer cosas para obtener reconocimiento personal sino para buscar el bien para todos”.
Concluyó invitando a pedir al Señor por las madres en su día, para que la labor diaria, la actitud de estar siempre a disposición de los hijos, sean un testimonio efectivo de servicio para todos nosotros.

Después de la Comunión se rezó una oración de consagración a la Virgen, Madre
de todos los creyentes, y antes de la despedida, Mons. Urbanc invitó a los fieles a saludar a las madres presentes con un canto.