miércoles

El Obispo celebró su aniversario sacerdotal a los pies de la Virgen

En la noche del martes 30 de julio, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la Santa Misa en la que dio gracias a Dios por su 35º aniversario de ordenación sacerdotal, en el altar mayor de la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle.
La Eucaristía fue concelebrada por el Pbro. José Antonio Díaz, Rector del Santuario Mariano, y el Pbro. Francisco Urbanc, hermano menor del Obispo, quien arribó desde la vecina provincia de Tucumán para compartir este especial momento. 
En el inicio de su homilía, expresó que “tenemos varios motivos para dar gracias a Dios.
Estamos celebrando la memoria de San Fernando Rey, Patrono de nuestra ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, acá en la ciudad tenemos una capilla dedicada a San Fernando que está ubicada en el CAPE”.
Señaló que “hoy estamos honrándolo, y aquí delante en el presbiterio tenemos la imagen de este gran santo que ha sido un gobernante, un rey que ha sabido conducir el pueblo que Dios le confió”.
“Y también yo estoy dando gracias a Dios por 35 años de vida sacerdotal”, apuntó,  agregando que “cuando me ordenaron sacerdote yo no tenía presente que era el día de San Fernando, era un domingo de Pentecostés, y vengo a parar en estas tierras que lo tienen como Patrono, y ya estoy hace 10 años con ustedes”, compartió con emoción.

Luego de reflexionar acerca de las lecturas proclamadas, el Pastor Diocesano alentó a los presentes a que “en este día de acción de gracias por el don del sacerdocio, que uno no lo merece, sino que Dios nos lo da y lo ponemos al servicio de la comunidad, que realmente sea un momento para hacer un examen de conciencia profundo y de plantearse en serio la vida cristiana”.