miércoles

La propuesta fue realizada por Mons. Urbanc en la Asamblea Plenaria

El episcopado apoyó realizar un encuentro mariano nacional en Catamarca por los 400 años de la Virgen

En el marco de la 113° Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina, que comenzó en la tarde del martes 2 de mayo en la Casa de Retiros “El Cenáculo” de Pilar, provincia de Buenos Aires, los 103 obispos argentinos participantes apoyaron la propuesta de realizar distintos festejos con ocasión de los 500 años de la primera misa en suelo argentino que se conmemorará en 2020 y los 400 años del hallazgo de la Imagen de la Virgen del Valle de Catamarca, que también se celebrará el mismo año. Los acontecimientos serán asumidos regionalmente y en la próxima asamblea se presentarán propuestas de celebraciones, como la realización de un encuentro o congreso mariano, según informó la CEA.
El Obispo de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, quien presentó la propuesta, destacó “la disposición de los hermanos obispos, quienes vieron con buenos ojos la propuesta de un Año Mariano en 2020, con la posible realización en Catamarca de un encuentro nacional, que profundice la piedad popular por la Santísima Virgen del Valle”.

Asimismo, el Obispo catamarqueño planteó la inquietud de que sus pares junto con laicos de las distintas diócesis del país puedan peregrinar hasta el Santuario de Nuestra Señora del Valle. Habrá que esperar hasta la próxima reunión de los prelados de todo el país, en noviembre, en que se definirá la concreción del proyecto.

Salutación al Papa
Además, la CEA informó que en la reunión se aprobó el envío de una carta de salutación al Santo Padre Francisco como se hace habitualmente al inicio de cada Asamblea. También se resolvió enviar una carta de solidaridad al episcopado venezolano por la situación que atraviesa el país.
Otros temas planteados por los obispos fueron la necesidad de fortalecer la pastoral de juventud y de las vocaciones; la situación en Comodoro Rivadavia luego de las inundaciones y en Santa Cruz por la crisis social y el acompañamiento de la Iglesia; la realidad socioeconómica y del narcotráfico en algunas provincias; otros temas vinculados a la actividad pastoral de la Iglesia y temas particulares.

En la segunda parte de la tarde, los obispos hicieron una evaluación del camino del Bicentenario. Mons. Enrique Eguía Seguí y Mons. Jorge Casaretto realizaron una introducción presentando los documentos, propuestas y acontecimientos que la Iglesia en Argentina efectuó durante estos años. Luego los obispos compartieron experiencias fecundas en las diócesis, logros alcanzados y temas pendientes para el país.