miércoles

El Obispo dedicará la nueva capilla del cementerio municipal

El martes 13 de junio, luego de un acto protocolar que dará inicio a las 10.00, el Obispo Diocesano de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, dedicará el nuevo templo del cementerio municipal Fray Mamerto Esquiú, puesto bajo el patrocinio del Señor Resucitado y de Nuestra Señora de Guadalupe, consagrará el altar y bendecirá el Sagrario y el ambón.
La actual capilla de la necrópolis local fue construida en el conjunto monumental en 1858 por Adonai Espreáfico, con el diseño de Luis Caravati, y era apta como oratorio en ese entonces. Debido al crecimiento poblacional de la ciudad y la creciente demanda, en especial de misas de cuerpo presente, se vio la necesidad de construir un nuevo templo.
Por trámite del concejal Juan José Sigampa y la gestión del intendente Raúl Jalil, se puso en valor el ala oeste del edificio, antigua morgue y secretaría, convirtiéndola en templo, sacristía, depósito y baño. Los trabajos son llevados adelante por la municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca.

En la actualidad, el lugar de culto cuenta con un capellán estable, lo que facilita la reserva de la Sagrada Eucaristía, y las misas de cuerpo presente son entre 30 y 60 por mes. Además, se realizan las celebraciones dominicales, y otras especiales para Navidad, Día de los Fieles Difuntos, Día del Padre y Día de la Madre, entre otros. Esto amerita contar con más espacio por la afluencia de fieles, de allí que esta obra es vital importancia para la labor pastoral en ese sector del sur de la ciudad capital.