viernes

Catamarqueños se movilizaron a favor de la vida

Durante la noche del jueves 2 de julio, se llevó a cabo una movilización a favor de la vida y contra el aborto, en la plaza 25 de Mayo de la ciudad capital.
La convocatoria contó con la presencia del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y sacerdotes del clero local, quienes se sumaron a los grupos Pro Vida, ONG, instituciones y movimientos católicos, que trabajan con las familias y los jóvenes, fundamentalmente, alumnos, docentes, familias, miembros de iglesias evangélicas y ciudadanos en general, quienes se dieron cita en la Plazoleta de la Bandera del principal paseo público de San Fernando del Valle de Catamarca, para decirle sí a la vida.
Con carteles, banderas, globos y pancartas, personas de todas las edades vestidas de
blanco, o con un distintivo de ese color, se reunieron para defender a los más indefensos y hablar por los que no tienen voz. En el lugar se juntaron firmas para presentar el pedido formal a la Sra. Gobernadora, Dra. Lucía Corpacci, que Catamarca no se adhiera al Protocolo de Aborto no Punible.
En la oportunidad se escuchó el testimonio de familias y se presentaron videos sobre la vida en el vientre materno y el daño psicológico que un aborto causa en las mujeres.
El matrimonio Olima compartió su testimonio de vida familiar, que “no fue fácil pero valió la pena” y hoy tienen cinco hijos gracias a que decidieron arriesgarse a no abortar a dos de sus hijos que tenían diagnósticos médicos que pronosticaban que no sobrevivirían y si nacían iban a tener discapacidades. Hoy en día son profesionales que colaboran activamente con la sociedad desde distintos partes del mundo, llevando también su mensaje de esperanza y de que cada vida es valiosa.

También se sumaron a la movilización artistas locales, que con su canto honraron la vida y dijeron presente, entre ellos, Emilio Morales, quien le cantó a la tierra catamarqueña con una remera blanca que decía “Sí a la Vida”.
Para finalizar, todos los presentes realizaron un abrazo simbólico a la plaza y con velas encendida elevaron cantos y oraciones para que Catamarca sea una Provincia Pro Vida, como ya fue declarada la ciudad capital. Antes de la desconcentración, el Obispo impartió la bendición.

 Mons. Urbanc en la Catedral: “La vida es un don de Dios”
En la misma jornada, el Obispo Diocesano celebró la Santa Misa de las 20.00, en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle. En parte de su homilía, el Pastor de esta Iglesia particular se refirió a esta manifestación pública a favor de la vida: “Estoy celebrando esta misa, para que todos los argentinos siempre defiendan y cuiden la vida humana, que es un don de Dios. No es fabricación nuestra, para que haya una vida humana tiene que estar Dios. La vida humana es una vida divina, porque Dios la crea y los seres humanos tenemos la misión de cuidarla, educarla, para que esa vida descubra su dignidad”.
“Por eso, afuera, frente a la Casa de Gobierno, estábamos expresando con signos, con cánticos, que nosotros queremos la vida. Y lo lindo es que hay muchos adolescentes, jóvenes congregados manifestando que ellos aprecian la vida que se les ha dado como un don y quieren que la vida de los que están en el seno materno también sea respetada”, dijo el Obispo, enfatizando que el Protocolo de Aborto no Punible emanado desde el Ministerio de Salud nacional, en el mes de abril, “es espeluznante”.

“Hay muchos grupos, incluso de otras religiones, que piden por este don precioso de la vida, que esta provincia, que está bajo la protección de la Virgen, debe defender”, afirmó Mons. Urbanc, reclamando que “los recursos que tiene nuestro país estén para el cuidado de la vida humana”.