miércoles

La Cruz de Matará peregrina en Catamarca

En la noche del martes 7 de junio, la Cruz de Matará, que peregrina por el país, fue entronizada en la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle. La ceremonia se llevó a cabo durante la Santa Misa presidida por el Pbro. Sergio Chumbita, Delegado Diocesano de Obras Misionales Pontificias, y concelebrada por el Pbro. José Antonio Díaz, Rector del Santuario Mariano.
En el Año de la Misericordia, la Cruz de Matará fue entregada a los delegados misioneros de cada una de las diócesis del país, para que llegue a todo el territorio argentino. En Catamarca, la Cruz permanecerá en la Catedral hasta el viernes 10 de junio propiciando la reflexión y la oración comunitaria.
“Como signo de amor más grande de nuestro Padre para con nosotros, esta Cruz será nuestro diario recordatorio de que la Misericordia del Padre, es la fuente para nuestra misión”, expresó el Padre Chumbita.

La Cruz de Matará es un signo de la evangelización de los pueblos en América y especialmente en el norte de Argentina; reaviva el llamado a la misión;  pone en camino y anima al encuentro con el hermano, desde lo que somos, desde nuestras raíces, nuestra esencia. Es una clara muestra de la creatividad y el esfuerzo de los heroicos misioneros, por incorporar el Evangelio en las culturas nativas de este continente.