Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

lunes

Consagración del altar y Primeras Comuniones en el aniversario de la parroquia de Jesús Niño

En la mañana del sábado 5 de agosto, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, consagró el altar y dedicó el templo de Jesús Niño, en el marco de la conmemoración del centenario de la dedicación del primer templo, que se levantó en honor al Santo Patrono en ese mismo predio, y en las Bodas de Oro de la creación de la parroquia, sumando otro hecho histórico a su vida pastoral.
También 21 niños de la comunidad recibieron por primera vez a Jesús presente en la Eucaristía. Los pequeños participaron de la liturgia acompañando cada paso de la ceremonia litúrgica concelebrada por el párroco, Pbro. Héctor Moreno, y el Capellán del Santuario de la Virgen del Valle, Pbro. Diego Manzaraz.

Luego de la lectura del decreto correspondiente, el Obispo bendijo agua y con ella la pila bautismal, también aspergió las paredes del templo y a todos los fieles presentes. En el inicio de la Liturgia de la Palabra, se bendijo el ambón, y los niños acercaron el Libro Sagrado.
En su homilía, Mons. Urbanc expresó: “Queridos hermanos, la comunidad de Jesús Niño a la que ustedes pertenecen está de fiesta celebrando centenario y cincuentenario, y no es poca cosa. Hace cien años, en estos ejidos comenzaron la evangelización de un modo sostenido. Hace cincuenta años se creó la parroquia, y hoy están viviendo algo tan importante y significativo como es la dedicación del templo, la consagración de este altar, la bendición de la pila bautismal, la bendición del ambón, al igual que antes de la reserva la bendición del sagrario”.
Dijo que “evidentemente, este lugar está bendecido desde hace 50 años, pero hoy con esta celebración que llamamos la dedicación del templo y la consagración del altar, esta celebración cobra particular relieve para la comunidad”.
En otro tramo, se dirigió a los chicos presentes y a sus familias manifestando: “Qué lindo
que estos 21 niños que hoy toman la Comunión tengan la dicha de participar de una celebración así. Algunos de ellos han sido bautizados en esta pila, y eso es hermoso. Y hoy le estamos dando una bendición especial a esta pila que debe ser la más hermosa que hay en toda Catamarca, regalo de Mons. Hanlon, esto es algo muy significativo”.
El Obispo explicó los signos de la celebración y exhortó a la comunidad, que tiene como Patrono al Señor Jesús como niño, a ser ejemplo de trabajo con y por los niños. 
A los padres, les recordó la misión que aceptaron el día del bautismo de sus hijos, de educarlos de tal manera que sean personas santas, agradables, manifestando el amor de Jesús, pero para eso los adultos deben dar el ejemplo.

Luego la celebración continuó con el canto de las Letanías, que fue guiado por el grupo Yanai, perteneciente a la parroquia, y la bendición del Santo Crisma con el que el Obispo ungió el altar y las 12 cruces colocadas en las paredes del templo con los nombres de los apóstoles.
A continuación se quemó incienso sobre el altar y se incensó la nave y a los fieles presentes.
Los niños revistieron el altar con manteles,
lo adornaron con flores y velas. Mientras que miembros de la Junta de Laicos e instituciones parroquiales presentaron las ofrendas.
El altar quedó consagrado con la celebración del rito eucarístico y los niños recibieron a Jesús Sacramentado por primera vez de manos del Pastor de la Diócesis.
Después de la bendición final, se concretó la firma del acta correspondiente por parte del Obispo, el párroco y todos los presentes.