sábado

Emotivo Vía Crucis con 38 años de tradición en Banda de Varela


Durante la tarde-noche del Viernes Santo, una multitud se dio cita en las inmediaciones de Banda de Varela, para participar del tradicional Vía Crucis viviente en el marco de la Semana Santa.
Tal como sucede desde hace 38 años, cientos de niños, jóvenes y adultos brindaron una emotiva representación del camino que hizo Jesús hasta el Calvario donde entregó su vida. Las estaciones
partieron desde la lomada de Muana y recorrieron la ruta provincial N° 1 hasta la entrada a Banda de Varela.
La gente vivió de cerca las escenificaciones, siendo la más especial la referida a la Resurrección, y el momento en que María sostiene en los brazos a su amado Hijo. En esta parte, estuvieron representadas las madres que sufren la muerte de sus hijos, en un accidente de tránsito, por suicidio o alguna enfermedad.

A lo largo del trayecto rezaron acompañando a Jesús en el Camino de la Cruz.  Antes del ingreso a Banda de Varela, el párroco de San Roque, Pbro. Víctor Hugo Vizcarra, impartió la bendición a todos los participantes.

Testimonio
Patricia Nárvaez, referente del grupo, recordó que “cuando empezamos tenía entre 10, 12 años, lo hacíamos desde la plaza hasta la capilla. Unos años más tarde lo hacíamos desde la entrada a la Banda
hasta la capilla donde terminaba siempre”.
A medida que fueron creciendo, con 100 a 150 personas, “las calles angostas del barrio resultaron incómodas. La gente no apreciaba, y comenzaron a buscar otros escenarios, algo más amplio para que se pueda ver. Todo lo hacemos bajo la supervisión de los párrocos que fueron pasando a lo largo de estos años”.
La preparación comienza uno o dos meses
antes, buscando la vestimenta y preparando las escenificaciones. Lo interesante es que en estos años se incorporó el lavado de los pies, con chicos discapacitados y abuelos del Hogar de Ancianos.
Narváez considera que lo valioso es “lograr que las personas se vayan con una mirada distinta. No es una actuación, es revivir. Es algo increíble lo que se vive y queremos transmitirlo para vivir un Viernes Santo distinto”.