Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

jueves

Catamarca se suma a la jornada nacional rogando por los hermanos enfermos

El domingo 9 de noviembre, bajo el lema “Como Jesús, detenete, acercate, date”, se celebra en Argentina el Día Nacional del Enfermo.
La Diócesis de Catamarca, se suma a esta jornada en cada una de las parroquias, y de manera especial durante la Santa Misa de las 11.00, en la capilla del Hospital San Juan Bautista, en la ciudad capital. La misma será presidida por el Pbro. Antonio Bulacio, Responsable de la Pastoral de la Salud en Catamarca, quien invitó a todas las comunidades a dedicar este día de manera especial para orar por los hermanos enfermos.
Por su parte, los obispos, a través de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud, dieron a conocer una carta pastoral en la que invitan a reconocer que Jesús llama a servirlo también en los hermanos enfermos.
En su misiva, la comisión episcopal reconoce que el próximo domingo es una ocasión para que, “frente a la desesperanza y los sufrimientos del hombre de hoy, aprendamos de Jesús a fijar nuestra mirada atenta y tender una mano generosa a nuestros hermanos que sufren”.
“Como Jesús, queremos detenernos al borde de los caminos, donde hoy encontramos a tantos hermanos debilitados por el flagelo del hambre y de la violencia, de la desesperanza y de la soledad. Detenernos ante el lecho del enfermo en los hospitales, en los hogares de ancianos y en nuestras propias casas, donde hay personas enfermas necesitadas de una ayuda inmediata y concreta, o una simple mirada, una sonrisa, una mano amiga. Es lo que desearíamos si estuviéramos en esta situación”, manifiesta la carta.
La comisión también recuerda que toda la comunidad eclesial, pastores y fieles, debe integrarse en el servicio a los enfermos y ser un “evangelio viviente”, que anuncie con gozo que Dios ama, cura, consuela y salva.
“Gracias a Dios son muchos los pastores y fieles que, siguiendo su ejemplo, se acercan a los enfermos, a los débiles y heridos para acogerlos, cuidarlos, curarlos e infundirles fortaleza y esperanza”, reconocen los obispos integrantes de la comisión, que aseguran que es necesario conocer profundamente a Jesús para encarar una verdadera Pastoral de la Salud.
“Necesitamos conocer profundamente a Jesús y aceptar su invitación a encontrarnos con Él, vincularnos estrechamente con Él y dejarnos interpelar por la actual realidad sociocultural, religiosa y ambiental. Jesús nos llama a servirlo en nuestros hermanos enfermos”, enfatizan los prelados.

El mensaje lleva la firma de monseñor Aurelio Kühn OFM, obispo prelado emérito de Deán Funes y presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud; monseñor Emilio Bianchi Di Cárcano, obispo emérito de Azul; monseñor José Luis Mollaghan, arzobispo emérito de Rosario, y monseñor Luis Stöckler, obispo emérito de Quilmes, miembros de dicha comisión.