viernes

Saludo a los Empleados Municipales

8 de Noviembre                                   

Los miembros de la sociedad aprendemos a ser “ciudadanos” compartiendo intensa, comprometida y responsablemente la vida de la “ciudad”. Para ello, una de las tareas fundamentales es crear un espacio de convivencia digno de la persona humana. Este cometido lo asume la “municipalidad”, cuyo nombre lo dice todo, porque toma sobre sí el peso de trabajar para brindar a la comunidad los bienes y servicios básicos de la vida social.
En el 8 de noviembre, Día del Empleado Municipal, me es grato dirigir mi amable saludo a todos los empleados del municipio capitalino y a todos los empleados municipales de nuestra amada Provincia, elevando mis oraciones al Señor para que los bendiga con abundancia, llene de paz su vida hogareña, les dé prosperidad humana y espiritual y haga del trabajo cotidiano un camino de dignificación integral.
Y mientras suplico a la Virgen del Valle que los acompañe con su amor maternal, dándoles cobijo y aliento, para que ni la adversidad los deprima ni el progreso los haga olvidar la Ciudad Celestial, los bendigo entrañablemente en el Señor.
4

Mons. Luis Urbanč

8° Obispo de Catamarca