sábado

Representantes de la Pastoral de la Niñez de Capital e interior participaron de encuentro

Hoy, sábado 8 de noviembre, desde horas tempranas, en el Salón Vicario Segura de la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, se viene desarrollando el Primer Encuentro de Representantes de la Pastoral de la Niñez de la Diócesis de Catamarca, que cuenta con la participación de delegados de parroquias y colegios de Capital y del interior catamarqueño.
Las actividades programadas para este día comenzaron a las 8.00 con la oración de la mañana, presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, quien reflexionó acerca de la acción evangelizadora que lleva adelante la Pastoral de la Niñez en bien de nuestros niños y adolescentes, a quienes “tenemos la obligación de cuidar desde el vientre materno”, dijo el Obispo, enfatizando que “Dios tiene que estar primero, porque Dios es amor, alegría, comprensión”, por ello “debemos ayudar a que el niño lo perciba, lo experimente en su vida”. También agradeció a quienes vienen acompañando esta tarea
con los chicos.
Por su parte, el Padre Santiago Granillo, Responsable Diocesano de la Pastoral de la Niñez en Catamarca, dio la bienvenida a los asistentes y luego presentó el objetivo y el fin de esta área pastoral que tiene como centro a los más pequeños de la comunidad. En este punto resaltó que la Pastoral de la Niñez en Catamarca “es la acción evangelizadora de nuestro pueblo peregrino, comprometido en promover, cuidar, defender y celebrar la vida en gestación y la ya nacida, hasta los 12 años, aproximadamente, haciendo presente la acción y la predilección del Señor por los niños”.
Asimismo, se destaca como objetivo general “promover acciones evangelizadoras, con una
fuerte impronta misionera, aprovechando todas las posibilidades, instancias e instituciones que trabajan en esta tarea”. Para lograr esto, la Pastoral de la Niñez pondrá su acento en los aspectos: solidaria, comunitaria y político-institucional”.
Luego de un alegre momento de animación se presentó el equipo de acompañamiento Camila y seguidamente comenzó el trabajo por decanatos y colegios, para intercambiar experiencias de la labor con los niños y proyectar acciones para el 2015.

Al mediodía está previsto el plenario y la adoración eucarística de envío, cerrando con el almuerzo.