viernes

Saludo a los Canillitas

7 de Noviembre

Los gozos y las esperanzas, las alegrías y las tristezas de la sociedad lo son también de la Iglesia, porque para un creyente nada hay verdaderamente humano que no sea también cristiano. Pero nadie puede hacer propias las experiencias que no conoce. Por eso, cada día esperamos con ansias los mensajes que nos anuncian los acontecimientos del mundo, para que los recibamos criteriosamente y participemos de sus dichas o de sus penas a la luz de los mensajes supremos que nos proponen los misterios del Cielo.
En el Día del Canillita hago llegar mis saludos y expreso mi sentido reconocimiento a los portadores de los medios que nos comunican las noticias de cada jornada, pido al Señor que los haga heraldos de mensajes de luz y de esperanza para el pueblo, ruego a los Santos Angeles que guíen sus pasos e imploro a Nuestra Madre del Valle que los proteja con su intercesión.
Y mientras espero que su importante labor en el proceso informativo sea debidamente reconocida por todos, de corazón les imparto mi bendición.


Mons. Luis Urbanč
8° Obispo de Catamarca