Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

martes

Con una peregrinación al Santuario Mariano iniciaron los festejos por los 200 años del templo de Choya

En el marco de los festejos por los 200 años del templo de Choya, esta mañana, día del Señor y de la Señora del Milagro, el Colegio Juan Pablo II peregrinó hasta el Santuario y Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle en el inicio de las fiestas patronales.
Toda la familia del colegio parroquial se dio cita en las primeras horas de la mañana para participar de la peregrinación hasta el Santuario Mariano. Directivos, docentes, preceptores, alumnos del segundo ciclo de la primaria y todo el Nivel Secundario junto a sus familias partieron desde la Plaza de Choya llevando en andas la imagen del Señor de los Milagros. Caminaron por avenida Virgen del Valle meditando, cantando y rezando para dar gracias por todo lo recibido en estos 200 años junto a la comunidad de
Choya, perteneciente jurisdiccionalmente a la parroquia Santa Rosa de Lima.
Al llegar a La Alameda, se sumaron a la peregrinación los niños de Nivel inicial y primer ciclo del Nivel Primario, quienes con alegres ponchitos llenaron de colores las calles del casco céntrico. La cruz procesional marcó el camino y se dirigieron por calle San Martín hasta la Catedral Basílica, donde celebraron la Santa Misa presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Urbanc, y el Pbro. Antonio Bulacio, Representante Legal del Colegio, se dispuso a confesar.
En el inicio de la Celebración Eucarística, se leyó la Carta del Obispo en la que saluda y adhiere a los festejos por los 200 años del templo del Señor de los Milagros de Choya.
Mons. Urbanc expresó que “hoy nuestro pueblo no cesa de festejar la presencia del Señor
en el templo y en la comunidad, y eso se dispone a hacer la comunidad creyente de la zona de Choya, acudiendo al venerable templo del Señor de los Milagros para celebrar los doscientos años de la construcción del sacro recinto allí erigido como Casa de Dios, símbolo de Jesús y de la Iglesia, lugar de culto divino y ámbito de manifestación de la fe”. Asimismo, afirmó que “el templo de Choya, el más antiguo monumento de nuestra ciudad de la fe del pueblo catamarqueño, es también hito que señala los comienzos de nuestra vida patria, reservorio de una religiosidad siempre vigente y cauce de una historia que abreva
en esos gloriosos años”.
“Festejando este bicentenario, celebramos a nuestros antepasados que, con la fe puesta en Dios y el alma depositada en cada obra, han bregado para construir en nuestro beneficio una Nación patria  henchida de riquezas espirituales, humanas, sociales, culturales y materiales, precioso legado que hemos recibido. Por ello es una ocasión para renovar la fe y vigorizar el compromiso con la Patria y la provincia”.

Para finalizar, el Pastor Diocesano pidió a “la Virgen del Valle, cuya Sagrada Imagen hizo presente su nombre y su protección en nuestras tierras desde el mismo sector de Choya, nos acompañe con su cariño de Madre para celebrar con amor, compromiso y gratitud” estos doscientos años.