viernes

Mons. Urbanc presidió misa por los niños accidentados y sus familias

El miércoles 23 de septiembre, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la misa para rogar por la salud física, psíquica y espiritual de los niños del Instituto Belgrano, que recientemente  protagonizaron un grave accidente de tránsito mientras regresaban de un viaje de estudios, y por sus familias.
Participaron de la celebración eucarística alumnos, docentes, directivos y familiares de los chicos del Instituto Manuel Belgrano, directivos del Colegio Senet y
fieles en general, quienes se dieron cita a los pies de Nuestra Madre del Valle para pedir por esta intención.
Durante su homilía, el Pastor Diocesano destacó el amor protector de la Virgen del Valle que acompañó a los niños y no permitió que ninguno falte hoy en su familia. “Hay que agradecer el don de la vida”, expresó.
También encomendó a todos los niños de la diócesis y especialmente a los que tuvieron que vivir este doloroso momento, a San Pío de Pietrelcina, uno de los Santos Patronos de la Pastoral de la Niñez Diocesana y cuya
memoria se recodaba el 23 de septiembre.
Para finalizar, animó a los padres a rezar mucho junto a sus hijos para no olvidar el amor y la misericordia de Dios y agradecer siempre su cercanía en sus vidas.
En el momento de las ofrendas, alumnos y directivos acercaron los dones de pan y vino al altar. En ese momento la directora del Colegio Senet acercó al altar un Santo Rosario para ser bendecido por Mons. Urbanc, que luego entregó a su par del Instituto Belgrano como símbolo de solidaridad entre las instituciones educativas ante este hecho.

Luego de impartir la bendición final, el Obispo saludó y bendijo a todos los alumnos y sus familias, como así también a los docentes.