lunes

El Obispo culminó su visita pastoral con la misa y procesión de San Pío X

El Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, culminó ayer su visita pastoral de tres días a la parroquia San Pío X, con sede en el barrio Libertador II (Mil Viviendas), concretada en el marco de las fiestas patronales.
Durante la mañana dominical, presidió la Santa Misa, concelebrada por el párroco, Pbro. Sergio Chumbita, en el templo parroquial.
En su homilía, el Pastor Diocesano pidió a los catequistas que “ya que estamos en la parroquia que tiene al Patrono de los Catequistas, que tomen muy en serio en la catequesis el Sacramento del Matrimonio. Tenemos que dar fundamentos sobre la belleza y la capacidad del matrimonio”, dijo.
Luego comentó que “a San Pío X le tocó, a principios de siglo pasado, lidiar con muchas dificultades dentro del mundo y dentro de la Iglesia, él luchó, se puso firme para contrarrestar las nefastas influencias del modernismo que venía a destruir la fe”.
Asimismo, afirmó que “el Patrono de esta parroquia es quien ha creado nuestra Diócesis de Catamarca, miren cuánto cariño le debemos tener a este Santo, que tiene mucho que ver con nosotros. Que él, que está en el cielo, nos ayude a ser verdaderos cristianos, discípulos-misioneros de Jesús, que es alguien que sigue al Maestro, y lo anuncia en su familia, en su lugar de trabajo y con sus amigos”.

Finalizada la celebración eucarística, se realizó la procesión por las calles del sector, en cuyo trayecto se escucharon testimonios de la vida de San Pío X y se meditaron los misterios del Santo Rosario. Estuvieron presentes las comunidades de la parroquia con sus grupos de catequesis.

Actividad desplegada
La visita pastoral del Obispo comenzó el viernes 21 y finalizó el domingo 23, oportunidad en que mantuvo reuniones con el Párroco, Pbro. Sergio Chumbita, los miembros del Consejo de Pastoral Parroquial y del Consejo Económico
Parroquial, además de un encuentro con los catequistas de la parroquia.
Compartió momentos de oración y la celebración eucarística, que presidió tanto en la sede parroquial como en la capilla de San Ramón Nonato, en el inicio de las fiestas patronales.
El sábado 22, bendijo una urna con la imagen de la Virgen del Valle, colocada en la plaza de la avenida Misiones, en el barrio Mil Viviendas, acompañado en la oportunidad por el párroco.

Es la tercera visita pastoral de Mons. Urbanc a comunidades  parroquiales durante este año, después de Recreo y Ancasti, buscando profundizar la tarea evangelizadora iniciada con las visitas de años anteriores.