martes

El Obispo bendijo el terreno donde construirán un templo dedicado al Cura Brochero

El domingo 13 de marzo, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la Santa Misa en el terreno donado para la construcción de un templo que estará dedicado al Cura Brochero, en la localidad de La Calera, departamento El Alto, jurisdicción de la parroquia Inmaculada Concepción.
Las comunidades del llano comenzaron a peregrinar desde muy temprano para participar de este acontecimiento único, en La Calera, pequeña comunidad situada a unos kilómetros de la fabrica Loma Negra.
A las 10.00 comenzaron a arribar al lugar peregrinos venidos desde Frías, provincia de Santiago del Estero, y la localidades de Tapso, Colonía Achalco, Chañar Laguna, Los Mortero, Achalco Viejo, Cortaderas, Calera del Sauce, Iloga, entre otras, con sus
respectivos Santos Patronos. La comunidad anfitriona los esperó con un buen desayuno para aplacar el cansancio de muchos que caminaron desde la madrugada para participar de esta fiesta tan importante para los lugareños.
Mons. Urbanc llegó a las 11.00 y fue recibido con la lectura de un decreto nombrándolo Huésped de Honor. Inmediatamente fue invitado a caminar y acompañar a las familias del lugar, quienes cargaron con la cruz desde el ingreso al terreno donado hasta donde se levantó la Cruz como signo de esperanza para la
comunidad. Una vez plantada la cruz se enterró también fotocopias de las actas de las primeras reuniones y de la escritura, junto con fotos que atestiguan el inicio de esta obra espiritual, tan importante para la grey católica que peregrina en la parroquia de El Alto. Finalizada esta ceremonia, se procedió a la bendición del terreno y se celebró la Santa Misa.
En su homilía, el Obispo hizo alusión al Beato Cura Brochero, a quien la comunidad eligió como Patrono. Explicó que fue un sacerdote gaucho de quien debemos imitar sus virtudes. Además, animó a las familias a que trabajen en la promoción de las vocaciones sacerdotales.
En referencia al terreno donado para la edificación del templo, exhortó a los presentes a servir para experimentar la misericordia de Dios y para congregarnos como hermanos en torno a la Eucaristía. “Que este templo sea un lugar para la comunión”, afirmó.
Los pobladores de La Calera se mostraron agradecidos y esperanzados, y manifestaron que “con la Providencia de Dios y la ayuda de nuestro Santo Cura Gaucho, pronto tendremos nuestro templo donde participar y celebrar la Santa Misa y formarnos en la catequesis”.

Por su parte, el párroco de la zona, Pbro. Eugenio Pachado, agradeció a todas las comunidades que peregrinaron y a quienes trabajaron y continuarán haciéndolo para lograr esta obra de Dios.