domingo

Colorido y alegre homenaje de los jóvenes a la Virgen del Valle

En el sexto día de la Novena en honor de la Virgen del Valle, una gran cantidad de jóvenes honraron a la Madre Morena, con coloridas y alegres peregrinaciones que partieron desde los distintos puntos cardinales de la ciudad capital y confluyeron en el Santuario y Catedral Basílica. Durante la marcha, los chicos, provenientes de parroquias, colegios, movimientos, instituciones, clubes y otras asociaciones que los aglutinan, rezaron, cantaron y bailaron, vestidos con los colores asignados para cada grupo. Carteles, muñecos gigantes, bombos, redoblantes y otros elementos, marcaron el clima de una verdadera fiesta juvenil, a la que se asociaron las familias. En el atrio de la Catedral Basílica se celebró la Santa Misa, que dio inicio con el ingreso de la Sagrada Imagen de la Virgen del Valle, portada por jóvenes, que luego fue recibida por el Señor Obispo, y colocada en la urna, desde donde acompañó los actos en su honor.

La Sagrada Eucaristía fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanč, y concelebrada por el Vicario General, Pbro. Julio Quiroga del Pino, el Rector del Santuario y Catedral Basílica, Pbro. José Antonio Díaz, y otros sacerdotes del clero local.
Fue una celebración con muchos signos propios de los jóvenes, quienes prepararon el ingreso de la Palabra para su proclamación y las ofrendas que acercaron al altar.

Del Obispo
En su homilía, Mons. Urbanč, dijo: “El Papa Juan Pablo II nos decía que el hombre es el camino fundamental y cotidiano de la Iglesia, entonces se comprende bien por qué la Iglesia atribuye una especial importancia al período de la juventud como una etapa clave de la vida de cada hombre. Ustedes, los jóvenes de cada generación, son la juventud de las naciones y de la sociedad, la juventud de cada familia y de la Iglesia. Todos, aunque no parezca, miramos hacia ustedes, porque con sus ganas de vivir y sus proyectos nos rejuvenecen… En ustedes radica la esperanza, porque pertenecen al futuro, y éste les pertenece. La esperanza está siempre unida al futuro, es la espera de los ‘bienes futuros’”.

María, modelo insuperable de contemplación
En otro tramo de su predicación, el Obispo invitó a los chicos “a formar parte de la ‘Escuela de la Virgen María’. Ella es modelo insuperable de la contemplación y ejemplo admirable de interioridad fecunda, gozosa y enriquecedora. Ella les enseñará a no separar nunca la acción de la contemplación, así contribuirán mejor a hacer realidad un gran sueño: la civilización del amor”.
Para que esto sea una realidad, les recomendó “la recitación diaria del Santo Rosario, que en su sencillez y profundidad, es un verdadero compendio del Evangelio y conduce al corazón del mensaje cristiano: ‘Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en El no perezca, sino que tenga vida eterna’”.

Hombres y mujeres eucarísticos
Asimismo, los exhortó a que “se hagan hombres y mujeres profundamente eucarísticos. Algunos se habrán enterado que en la capilla de las Hermanas del Buen Pastor, sobre calle Maipú, desde el 21 de noviembre, Solemnidad de Cristo Rey, este Amigo de los jóvenes los está esperando las 24 horas de cada día para que se encuentren con El y descarguen en su corazón todas las angustias, dudas y miedos; y le pidan las luces que necesitan para enfrentar la lucha diaria”, indicó el Pastor Diocesano.

Acto cultural
Finalizada la Santa Misa, los presentes pudieron disfrutar del arte del canto y la danza, con la presentación de grupos musicales y cuadros coreográficos preparados para la ocasión.
Fue una verdadera fiesta juvenil, a la que adhirió la comunidad en general.