sábado

El Obispo celebró Navidad con hermanos privados de la libertad

El viernes 24 por la mañana, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanč, presidió la Misa de Navidad en la cárcel de mujeres de la ciudad capital. Las trece internas y personal femenino del Servicio Penitenciario vivieron el nacimiento del Hijo de Dios de una manera especial. Ellas mismas engalanaron el lugar donde se ofició la Sagrada Eucaristía, especialmente el altar, donde colocaron la imagen del Niño Jesús. Leyeron las lecturas y el salmo, alabaron a Dios con el canto y la oración, y participaron activamente en los distintos momentos de la celebración. Estuvieron acompañadas por el Pbro. Bartolomé Zenteno, capellán del Servicio Penitenciario provincial, y las Hermanas del Buen Pastor Lidia y Giovana, integrantes de la Pastoral Penitenciaria. En el inicio de su homilía, Mons. Urbanč expresó: “Nos hemos congregado en esta casa, donde la gran ilusión es que podamos vivir un clima de familia, una familia que tiene un solo Padre, que es Dios, y una sola Madre, que es María”.
Asimismo, destacó la importancia de la figura de María en el plan de la salvación, indicando que “para salvarnos, Dios necesita de nuestra colaboración”. Por eso “elige a María para ser la Madre del Hijo de Dios por medio de un milagro”. Y gracias a la respuesta de Ella, “la historia de la humanidad cambió con una sola palabra: SI”. Y en este SI “representó a toda la humanidad”. Por ello, “fruto de esta Navidad, aprendamos a decir un sí generoso a Dios, porque Dios, de nuestros males, saca un bien”.
En otro tramo de su predicación, exhortó a las internas a “que se entiendan entre ustedes, unidas a la Virgen… La historia que les toca vivir es ésta, hay que amar la realidad que nos toca vivir. Amar esta casa y a las hermanas que tengo a mi lado hoy”.
“Navidad es dejar que nazca Jesús en mi corazón y en los demás. Y tenemos que ayudar al otro para que así sea”, dijo el Obispo.
Finalizada la Santa Misa, las internas compartieron un brindis con Mons. Urbanč y los miembros de la Pastoral Penitenciaria.
Por su parte, el jueves 23 en horas de la mañana, el Señor Obispo también compartió la Misa de Navidad con internos y miembros del Servicio Penitenciario de varones, ubicado en el departamento Capayán.