martes

La comunidad de Santa Rosa recibió a su flamante párroco

En un clima de fiesta, la comunidad parroquial de Santa Rosa de Lima, con sede en la localidad de Bañado de Ovanta, departamento Santa Rosa, recibió a su nuevo párroco, el Pbro. Domingo Chaves. La ceremonia de toma de posesión se concretó el lunes 20 de diciembre, durante la Santa Misa presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el Vicario General de la Diócesis, Pbro. Julio Quiroga del Pino, sacerdotes del clero catamarqueño, particularmente del Decanato Este, como también de la Arquidiócesis de Tucumán.
Los pobladores de la zona dieron la bienvenida al flamante párroco y despidieron al Padre Luis Páez, quien cumplió esta tarea en esa jurisdicción parroquial. Luego se dio lectura al decreto de designación.
En la oportunidad, estuvieron presentes los intendentes de Los Altos, Dn. Rafael Olveira; y de Capital, Dr. Ricardo Gaspar Guzmán; el Secretario de Gobierno de la comuna de Bañado de Ovanta, en representación del intendente Elpidio Guaraz; los Ministros de Educación, Ciencia y Tecnología, y de Desarrollo Social de la provincia, Lic. Mario Perna y Dr. José Vega, respectivamente; el Subsecretario de Seguridad, Dr. Luis Baracat, entre otras autoridades locales. También se sumaron a este acontecimiento miembros de la Federación Gaucha de Catamarca, y fieles de las distintas comunidades que componen esa parroquia del Este catamarqueño; y otros tantos que llegaron desde Belén, Fiambalá y la ciudad de Tinogasta.

El Padre Chaves estudió en el Seminario Mayor Nuestra Señora de la Merced y San José de la Arquidiócesis de Tucumán. Fue ordenado sacerdote el 28 de diciembre de 1999. Ejerció como Vicario Parroquial en las parroquias Nuestra Señora del Rosario, Hualfín, departamento Belén; Nuestra Señora de Belén, con sede en la cabecera departamental de Belén; San Juan Bautista, ciudad de Tinogasta; y San Isidro Labrador, en Valle Viejo.
Durante cuatro años desempeñó su ministerio sacerdotal como Párroco de Nuestra Señora de Fátima, en Fiambalá, departamento Tinogasta.
Luego fue designado Vicario Episcopal para el Economato Diocesano, y Delegado Episcopal del Santuario y Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, siendo el encargado de coordinar la visita de la Imagen aténtica de la Virgen Morena del Valle, a las comunidades parroquiales del interior de Catamarca, con motivo del Centenario de la Diócesis.