jueves

A más de 1.500 metros de altura, el Obispo compartió una jornada de la fe con los pobladores de Mutquín

Durante la segunda jornada de la visita pastoral a la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria, en el departamento Pomán, el jueves 29 de agosto, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, llegó a la localidad de Mutquín, denominada Capital de la Nuez, luego de recorrer unos 30 kilómetros desde la sede parroquial ubicada en Saujil, atravesando un camino serpenteante.
La gruta de la Virgen del Valle fue el lugar elegido para recibirlo en el ingreso mismo al poblado, ubicado a unos 1.500 metros sobre el nivel del mar. Allí lo esperaban el intendente de Mutquín, Prof. Hugo Daniel Gómez, miembros de su gabinete, personal municipal y de Defensa Civil, agrupaciones gauchas y vecinos; y desde este punto, montado en un caballo, el Obispo encabezó la caravana hasta el atrio del templo dedicado al Señor de la Salud, donde se desarrolló el acto protocolar, con la presencia de autoridades, delegaciones escolares con sus abanderados y los tradicionales Caballeros del Señor de la Salud.

Luego de la entonación del Himno Nacional Argentino, se dio lectura al decreto mediante el cual el Obispo fue declarado Huésped de Honor al Señor Obispo y de Interés Religioso, Social y Cultural su llegada a Mutquín, instrumento legal que fue depositado en manos del pastor diocesano por parte del jefe comunal.
Las palabras de bienvenida fueron pronunciadas por la joven Larisa Altamiranda, quien destacó que “es una gran alegría contar con su presencia en nuestro pueblo. Deseamos de todo corazón que su visita sea un momento de bendición y gracias, en que compartamos la fe que nos une y el amor al Señor de nuestras vidas”.
Por su parte, la señora Marta Nieva recitó una poesía, tras lo cual se despidieron las banderas de ceremonia, concluyendo la ceremonia oficial.
El clima de oración se vivió en la adoración eucarística, presidida por el pastor diocesano en el interior de la capilla, quien exhortó a todos a ser cristianos más auténticos y misioneros.


En la escuela primaria
En la escuela N° 228 Bartolomé Mitre compartió un desayuno con el personal directivo, el intendente y miembros de su gabinete y los sacerdotes que atienden la zona, Pbros. Guillermo Chanquía y Lucas Segura.
La comunidad escolar, a la que asisten alrededor de 200 alumnos, vistió sus mejores galas para recibir al Obispo, quien agradeció a las autoridades escolares, municipales, a los papás que se dieron cita en la escuela y a los chicos, indicando que “la escuela es la segunda casa donde aprendemos a ser virtuosos, a tener ideales nobles y cultivarnos”.
A su turno, la alumna Evelin Caliva manifestó: “Su presencia nos ayuda, porque sentimos una gran alegría y el corazón nos palpita, porque Dios abrió las puertas de esta escuela como lo hace todos los días, pero hoy en especial para que usted entre no sólo a este edificio sino a cada uno de nuestros corazones”.
Con mucha alegría, los chicos le ofrecieron una canción, y luego hicieron lo propio los docentes de la casa, en la voz de la maestra Elizabeth Reynoso, con el acompañamiento del Prof. Marcelo Sierralta, en guitarra, y de la directora Matilde Pérez, en bombo.
Los alumnos de 4° grado A y B bailaron un carnavalito con vestimentas típicas del norte argentino, y los pequeños del jardín de infantes le entregaron obsequios, tras lo cual Mons. Urbanc impartió la bendición final.
El itinerario de la mañana continuó en la gruta de San Cayetano, ubicada en el barrio homónimo, y luego en la de San Pedro, situada a unos 1.800 metros sobre el nivel del mar. Previamente pasó por el hospital de la localidad, donde recorrió las instalaciones y bendijo a quienes trabajan en bien de la salud de los habitantes de la zona.
El corolario de la primera parte de este día fue el almuerzo comunitario, que toda la comunidad compartió en el club Juan Bautista Alberdi.

Por la tarde, mantuvo un encuentro con los alumnos de la escuela secundaria N° 63 San Luis Gonzaga, que cobró especial significado, ya que la Diócesis de Catamarca está transitando el Año de los Jóvenes, dentro de la Misión Diocesana Permanente.
El Prof. Gabriel Nieto expresó: “Esperamos que esta visita pastoral renueve el amor a Cristo, el compromiso por el trabajo comunitario y que el Espíritu Santo se derrame sobre cada uno de nuestros jóvenes, sobre todos los que realizamos día a día la enorme tarea de educar e impartir conocimientos, una tarea difícil en estos tiempos donde quizás la mayoría nos hayamos habituado a desinteresarnos de lo que va más allá de nuestras tareas cotidianas”.
Durante un ameno diálogo con los chicos, el pastor diocesano les comentó sobre la vida de
San Luis Gonzaga, Patrono de los Jóvenes y de los Estudiantes, cuyo nombre lleva la escuela, además de anécdotas de su vida personal y como consagrado.
El cierre de esta jornada se realizó con música y cantos, a cargo de una banda integrada por Daniel Nieva, Maximiliano Valderrama y Nahuel Carrizo, con escenificaciones a través de sombras.
Después de la reunión con los agentes de pastoral y niños de la catequesis en el templo, se celebró la Santa Misa, en el día en que la Iglesia celebra el martirio de San Juan Bautista. De esta manera, esta localidad de 1.800 pobladores compartió una fiesta de la fe con la presencia del pastor diocesano.


Viernes 30- Apoyaco
8.30- Laudes y desayuno en la capilla.
10.30- Procesión. Misa.
Almuerzo en la escuela.

Siján
17.00- Recepción en la entrada del pueblo. Caravana hasta el club Santa Rosa.
17.30- Acto protocolar en el Club Santa Rosa.
18.00- Procesión hasta el templo. Celebración de la Santa Misa.
Brindis con las instituciones de la capilla.
           
Sábado 31- Colana
8.30- Recepción en la Gruta ubicada a la entrada del pueblo. Procesión hasta el templo. Acto protocolar en la plaza.
9.30- Escuela (desayuno con los chicos y docentes).
10.30- Saludo en la delegación municipal, posta, entre otras instituciones.
11.00- Encuentro con todas las agrupaciones gauchas de la parroquia.
12.00- Misa.

Retiro
16.30- Llega a Retiro. Recepción en el río.
17.30- Escuela. Encuentro con los niños.
19.30- Misa de la Familia. Sacramento del matrimonio.

Cena en la escuela.