lunes

La Legión de María celebró 63 años de labor pastoral en Catamarca

El martes 23 de julio, en un ambiente de espiritualidad y con mucha alegría y camaradería, se celebró los 63 años de acción pastoral de la Legión de María en la Diócesis de Catamarca.
Los festejos se llevaron a cabo en la capilla Santa Teresita, ubicada en la avenida Güemes y calle Ayacucho, jurisdicción de la parroquia San José Obrero, y comenzaron con Adoración Eucarística en la que el Padre Santiago Granillo, director espiritual de la institución, hizo reflexionar y profundizar sobre el misterio de la vocación mariana de sus miembros, a quienes llamó a “renovar nuestro compromiso con María, mujer eucarística, pues un hermano o hermana, miembro de la Legión que no se acerca a la Eucaristía no es un legionario. Debemos nutrirnos de este divino Pan Eucarístico”.

 Terminado este momento de meditación, se celebró la Santa Misa presidida por Mons. Luis Urbanc, a quien le agradecen su paternal acompañamiento. El Obispo planteó el gran desafío de seguir adelante de la mano de María, como Ella quiere, llevando a su Jesucristo a nuestro prójimo. Además, los instó a renovarse y fortalecer la llamada a los jóvenes, recordando que estamos en el Año Diocesano de la Juventud, salir al encuentro de quienes son nuestra continuidad en la tarea pastoral legionaria y, sobre todo, ayudarlos a descubrir vocaciones de especial consagración.
Para terminar esta jornada festiva, en el salón de la capilla, los legionarios compartieron un rico chocolate y una exquisita torta.
El Comitium Virgen del Valle agradece al Señor Obispo su acompañamiento, al Padre Santiago y a todos los hermanos que de una u otra manera colaboraron para que este momento lleno de dicha y felicidad se llevase a cabo.