jueves

Mons. Luis Urbanc presidió la misa por el Día del Catequista a los pies de la Virgen

El miércoles 21 de agosto, memoria litúrgica de San Pío X, Patrono de los Catequistas y creador de la Diócesis de Catamarca, se llevó a cabo la misa por el Día del Catequista, en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle. La misma fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el Rector del Santuario y Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, Pbro. José Antonio Díaz; el Director de la Junta Diocesana de Catequesis, Pbro. Julio Murúa, y los sacerdotes Humberto Toloza y Marcelo Amaya.
En el marco de esta celebración, también se festejó el 25° aniversario de la fundación del Instituto Superior San Pío X, que actualmente funciona en dependencias del Seminario Menor de Catamarca.
Participaron el titular de Educación Privada, Prof. Fabián Herrera, autoridades de la institución educativa terciaria dependiente del Obispado de Catamarca, catequistas de las distintas parroquias de Capital y departamentos vecinos, y fieles en general.
En el inicio de su homilía, Mons. Urbanc se centró en la figura de San Pío X y en su importancia para nuestra Diócesis, ya que fue el creador de la jurisdicción eclesiástica catamarqueña, resaltando rasgos de su personalidad como su integridad como persona y como consagrado.
Luego alentó a la comunidad educativa del Instituto Superior que lleva su nombre, a seguir apostando por una educación integral y con valores, en el marco de la celebración de sus Bodas de Plata.

Dirigiéndose a los catequistas, dijo que tienen la misión de llevar el mensaje de Jesús a los hermanos que se preparan para recibir los sacramentos, y les pidió que no decaigan en el espíritu y la fuerza para evangelizar a través del valioso servicio que cumplen en sus comunidades.

Haciendo referencia al Evangelio del día, se dirigió a todos los presentes, en especial a los jóvenes, exhortándolos a que se despojen de la envidia y sean abiertos, comprensivos y se alegren por el otro.